Getty Images

Dwayne de Rosario ya está en Toronto

TORONTO. – El mediocampista canadiense Dwayne de Rosario puso fin ayer a las conjeturas sobre su retorno o no a las filas de Toronto FC, al presentarse a la primera conferencia de prensa en las instalaciones del BMO Field, lugar en el que el equipo se reagrupó desde inicios de semana, de cara a la pretemporada emelesera 2011.

Sin ahondar en el drama que se vivió por su participación en algunas prácticas de entrenamiento con el Celtic, de la Premier Liga de Escocia, De Rosario dijo que no hubo ningún mal entendido con la dirigencia y que todo se debió a rumores a los cuales no daba ningún crédito.

El atacante no quiso comentar nada al respecto y dijo que quería dejar todo en el pasado, mirar hacia adelante y hacia el futuro del club para la presente temporada, con una nueva dirección técnica.

[inline_node:327182]“No creo que haya habido confusión alguna. No tengo nada que decir. Rumores son rumores y ahora sólo veo hacia el futuro del club de Toronto”, comentó el capitán escarlata.

Respecto a su experiencia en tierras escocesas, De Rosario dijo que fue muy grata y agradeció la oportunidad que le dieron en el club europeo, sobre todo por ser un club con mucha historia y de mucho éxito.

Respecto a los cambios en el combinado torontiano, De Rosario dijo que es un nuevo recomenzar para el plantel, y en la primera entrevista individual con el cuerpo técnico hablaron sobre su posición en el terreno de juego, luego que el año pasado fue rotado en algunas posiciones, lo cual, si bien es cierto cumplió a cabalidad, no se sintió muy cómodo.

“No me gustó jugar en diferentes posiciones pues uno como jugador debe establecer comunicación con los compañeros de fórmula, lo cual no sucedió. Ahora es bueno saber que comienzan a definirse las posiciones, y yo prefiero jugar en el medio, detrás de la línea de ataque. Esa es mi fortaleza, jugar como número 10”, agregó.

De Rosario añadió que con la incorporación de Aron Winter, entrenador, y Paul Mariner, como encargado del desarrollo futbolístico, se le da dirección como equipo, sobre todo por que el director técnico es un ex jugador que tiene mucha experiencia y será muy bueno ver como traslada esa experiencia al terreno de juego con los jugadores, especialmente por que se gana un standard de comunicación en el que el entrenador expresa lo que espera de los jugadores.

Respecto a Mariner, el canadiense dijo que su presencia ayudará a Winter para la adaptación al estilo de la Major League Soccer, pues el entrenador trae mucha experiencia en el fútbol europeo, pero no sabe qué esta permitido en la MLS y qué no.

“Creo que es el paso correcto para darle un nuevo brilo al equipo, de cara a la nueva temporada y en busca de una plaza en los play off”,  dijo De Rosario, quien además dijo que el resto del plantel está también ansioso de ver en la cancha los nuevos cambios dentro del club.