Espíndola: “Todos estamos con hambre de título”

SALT LAKE CITY - Real Salt Lake se prepara esta semana con toda la intensidad de los grandes momentos. Saben que pueden estar escribiendo una nueva historia de éxito para la franquicia de Utah. Necesitan repetir el éxito de ganar un segundo título para mantener un año más a todo el eje principal del equipo unido. 

Para ello, primero necesitan sacar un buen resultado este viernes, a las 10 pm ET (TV nacional NBC Sports, Radio en español 102.3 FM/1600 AM La Gran D/JUAN), en la ida de la semifinal del Oeste en el CenturyLink Field de Seattle ante los Sounders.

No es nada fácil que un equipo, que un plantel de jugadores y técnico, se mantengan unidos cinco temporadas consecutivas. Por supuesto, para conseguirlo hay que tener éxito como premisa fundamental de cohesión.

Eso lo ha conseguido el Real Salt Lake bajo la dirección de Jason Kreis en las últimas cinco temporadas de la liga MLS, poniendo de moda un estilo de jugar de posesión de y toque, al estilo del Campeón del Mundo, la Selección de España, país en donde se inspiró Dave Checketts para la creación de la franquicia.

De hecho, la Realeza es el único equipo que ha conseguido estar presente en postemporada en estos últimos cinco años, convirtiéndose en uno de los equipos dominantes durante ya casi un tercio de la joven historia del fútbol profesional de Estados Unidos y Canadá. Ha conseguido un título en 2009, ha llegado a disputar tres de cuatro finales de conferencia,  y aspira a la cuarta este año.

Esta temporada regular, además, ha conseguido batir todos sus registros históricos, a pesar de los problemas de lesiones y altibajos que ha tenido en momentos claves de la temporada. Así y todo, terminó de manera muy sólida, invicto en sus últimos siete juegos y con una sola derrota (6-1-4) en sus últimos 11 partidos en todas las competiciones.

“Somos viejos conocidos. Tenemos que hacer un partido inteligente allá y resolver aquí, como hicimos el pasado año. El problema es el pasto sintético, que nos parten las piernas y se necesitan más días para recuperarnos; pero no será excusa para avanzar a las finales. Todos estamos con hambre de título otra vez”, dijo Fabián Espíndola.

RSL terminó la liga de 2012 con más puntos (57), mayor número de victorias (17) y más goles (46) en la historia del club, aunque con 34 jornadas. Este año ha superado las marcas establecidas por el plantel en su mejor año en 2010, que compiló 56 puntos, ganó 15 encuentros y anotó 45 goles en 30 partidos de temporada.

El plantel monarca ha estado absolutamente increíble defensivamente durante la recta final del año, registrando ocho blanqueadas y permitiendo apenas tres goles en sus últimos 11 partidos en la MLS, incluidos los dos partidos de la CONCACAF.

Eso es volver a la solidez de hace dos temporadas donde batió record histórico con sólo veinte goles encajados, y a pesar de no poder tener a sus dos centrales titulares juntos más allá de cuatro partidos.

De hecho, Jamison Olave seguirá siendo duda para el partido del viernes, como lo es también Nat Borchers, ambos serán serias dudas para Kreis. Cada vez que ellos están sanos y juntos en el campo la solidez del equipo se convierte en una de las más efectivas de la liga. Para mayor preocupación, el tercer central Chris Schuler también está cuestionable.

Los equipos monarca y esmeralda han jugado entre sí tres veces en la temporada regular de 2012, con un registro de una victoria para el RSL y dos empates. RSL ganó el primer partido en CenturyLink Field el 12 de mayo por 10-1, con un gol de Fabián Espíndola. Después se registraron empates 0-0 el 4 de julio en el Estadio Rio Tinto y 17 de octubre en el CenturyLink.

Además, el representativo de Utah lidera la serie entre ambas franquicias en todos los tiempos con cuatro victorias (4-3-4) y el segundo mejor registro en Seattle de un equipo MLS con un 2-2-2. Aparte de ser un campo que se le da bien, ya que ahí conquistaron su única Copa MLS en 2009, al ganar por penaltis a Galaxy.

En la parte ofensiva es donde más en forma ha llegado al final, a pesar de empatar a cero en sus últimos tres compromisos en casa, en donde también hubo ausencias importantes como las de su goleador Saborío, por la agenda internacional y tarjetas, o la de Morales por gripe.

Pero su triángulo ofensivo titular, Morales-Espíndola-Saborío, llega en gran forma al final de temporada y serán una de las claves en el éxito de los monarcas.

"El último partido de Javier, contra Herediano, fue probablemente uno de sus mejores partidos con nosotros. Algunos de los pases que hizo y algunos de las pelotas que sirvió, más su esfuerzo general y el campo que cubrió en el partido fue increíble. Si podemos conseguir que esté cerca de ese nivel constante durante los dos próximos partidos vamos a estar muy bien", dijo Kreis.