Toronto es un equipo de 85 minutos

Luis Silva

Photo Credit: 
Getty Images

 

TORONTO. -- La historia se repite una y otra vez en la línea defensiva de Toronto. El cuadro escarlata sigue demostrando que es un equipo de solo 85 minutos. De ahí para adelante que el rival haga su fiesta de goles.
 
Esto no fue la excepción este martes en su propia cancha, cuando ante más de 10 mil aficionados el cuadro canadiense falló y resultó perdiendo 3-1 un partido que apuradamente empataba 1-1. Aunque enfrentó a uno de los mejores equipos de la Liga Mexicana y el subcampeón de la pasada edición de la Liga de Campeones de la CONCACAF, las cosas pudieron salirle mejor al combinado del entrenador Paul Mariner, si, como dice Luis Silva, todos se comprometen a terminar los 90 minutos.
 
Para el estratega rojo, quien se mostró decepcionado y molesto, la explicación es muy simple, Toronto no es un equipo más allá de los 85 minutos, aunque él fue benevolente y dijo 89 minutos.
 
Con un primer tiempo satisfactorio y un segundo lapso mucho mejor, a juzgar del entrenador, los muchachos no tuvieron aire para más, y aunque mencionó la fatiga como un posible factor, no quiso justificar la falta de compromiso de sus dirigidos.
 
“El problema es que cometemos los mismos errores”, comentó Mariner, para quien el único que se podría salvar es el arquero Freddy Hall, quien en reiteradas ocasiones atajó balones que llevaban el sello de gol para el cuadro lagunero.
 
Por su parte Luis Silva, de regular desempeño en la delantera, dijo que de nuevo el cuadro se durmió antes del pitazo final, lo cual fue aprovechado por el cuadro visitante, que capitalizó las dos mejores posibilidades en el segundo tiempo.
 
"Es una derrota muy dolorosa después de aguantar muy bien el empate, pero nos dormimos a la hora buena y eso nos costó la derrota”, dijo Silva.
 
Sabiendo que el camino a la clasificación a la siguiente instancia del torneo regional, Silva dijo que ahora tienen que remar contra la corriente y tratar de derrotar al cuadro mexicano en su propia casa, tarea que a todas luces la ve muy difícil.
 
"Creo que algo debe cambiar en el equipo. No todos jugamos con la misma mentalidad, hay que recordar que el partido tiene 90 minutos y todos debemos comprometernos a terminar los partidos”, comentó el joven californiano, quien en ocasiones fue el punto desequilibrante para la
defensa del cuadro lagunero.
 
El próximo encuentro por la Concachampions para Toronto es el próximo 25 de septiembre, cuando visite la casa del Cuadro Aguila de El Salvador, y el 24 cierra con la visita al Santos Laguna en tierras aztecas.