Paul Mariner: “Seguimos intentándolo”

Paul Mariner and staff

Photo Credit: 
Getty Images

TORONTO - Mientras hay vida, hay esperanza. Esa parece ser la filosofía que el entrenador de Toronto FC Paul Mariner les imparte a sus jugadores en cada entrenamiento, pues a pesar que sigue hundiéndose en la tabla de posiciones de la Conferencia Este, aún priva el optimismo de que las cosas pueden mejorar de aquí al final de la temporada.

Con la derrota 1-0 frente al líder Sporting Kansas City, el cuadro canadiense llegó a 14 partidos perdidos, para acumular 20 puntos y seguir en el sótano de la clasificación. Pero esto no es motivo para alarmarse, pues como el mismo entrenador lo dijo, “no estamos en una horrible posición, seguimos intentándolo”.

Quizás el único aliciente en este cotejo fue “se perdió contra el mejor equipo de la liga”, según Mariner.

“Nosotros tuvimos muchos chances de anotar, pero ellos conforman un buen equipo. No creamos lo suficiente”, dijo el estratega, quien aún cuenta con el voto de confianza de la afición que sigue apoyándolo, pues no obstante la seguidilla de fracasos, se contó con una asistencia de 18,152 aficionados.

Otro optimista dentro del plantel es el delantero Quincy Amarikwa, quien comentó que”nadie dentro del club se ha dado por vencido”.

Tratando de dejar por un lado la realidad, Amarikwa dijo que aún se vale soñar con los play offs, aunque  ello signifique que el equipo deje todo en la cancha para alcanzar esa instancia.

En lo personal, Quincy dijo que está trabajando duro en cada entrenamiento para ganar tiempo de juego en cada partido, y que la competencia a veces es fuerte porque hay otros compañeros en el equipo que hacen lo mismo, aunque para él ha sido un poco más complicado por el hecho de tener menos de un mes con el cuadro escarlata.

Para Luis Silva, que no en esta oportunidad no brilló en la delantera, dijo que en este partido el equipo merecía el empate, pues no obstante no dar la talla en la primera mitad, en la segunda parte las cosas le salieron mejor al cuadro rojo, pero todo se desinfló con el gol de tiro libre, y el desvío, de Kei Kamara, al minute 84.

Toronto enfrenta el miércoles 22 a Colorado Rapids, en partido de visita, donde tundra oportunidad de demostrar si aún hay fuerzas para recuperarse antes del final de temporada.