Piscotty/Getty

Colorado se deja empatar por el Fire

Colorado dejó escapar dos ventajas ante el Chicago Fire en el Dick’s Sporting Goods Park y se conformó con una igualdad 2-2 que benefició más al cuadro de la Ciudad de los Vientos, que con este resultado logró su primer punto de la temporada 2010.

Pese al mediocre debut en casa, los Rapids siguen invictos y suman cuatro unidades hasta la fecha.

Fueron unos primeros minutos de tanteo entre ambos clubes, con ninguno atraviéndose a tomar la iniciativa. Sin embargo, los dueños de casa pusieron más ganas, aunque sin la profundidad necesaria para crear real peligro sobre el arco visitante.

Todo eso cambió a los 13', cuando el jamaicano Omar Cummings se encontró con espacio en las afueras del área y sacó un violento disparo pegado al poste derecho que estableció el 1-0 en el tanteador.

Colorado agarró confianza tras la apertura de la cuenta y aumentó la presión sobre el Fire con constantes aproximaciones a los predios defendidos por Andrew Dykstra. En una de esas, Mehdi Ballouchy pudo abultar la ventaja al recibir de espaldas del arco, dar una media vuelta y rematar apenas desviado.

Con el portero local Matt Pickens siendo un mero espectador durante el inicio del cotejo, Chicago finalmente dio un aviso con un tiro débil de Brian McBride que llegó manso a las manos del guardameta.

Poco después, sin embargo, el delantero holandés Collins John logró la paridad al anticiparse a todos dentro del área, tras saque de esquina de Marco Pappa, y cabecear el tanto de la igualdad cuando el reloj señalaba 26 minutos.

A partir del empate, los dos clubes se soltaron en ataque y el partido empezó a adquirir algo más de color. Por ejemplo, un tiro libre cruzado de Jeff Larentowicz desde la derecha que rozó el segundo palo.

A cuatro minutos del descanso, los locales volvieron a ponerse arriba en el marcador cuando Pappa cometió un torpe penal sobre Colin Clark que el delanero Conor Casey convirtió en el 2-1 a favor de los Rapids, mediante un lanzamiento de media altura a la izquierda de Dykstra, quien se tiró al lado contrario.

Buscando un revulsivo ofensivo para la segunda mitad, el técnico visitante Carlos de los Cobos ingresó al volante creativo Justin Mapp en reemplazo de Peter Lowry, al mismo tiempo que adelantó a Pappa para que hiciera funciones de mediapunta.

El cambio dio resultados apenas cinco minutos después de la reanudación. Habilidatado por el guatemalteco, Patrick Nyarko ingresó al área por el sector izquierdo y Marvell Wynne frenó la internada con una falta por detrás. Al cobro del penal llegó McBride, cuyo disparo a la escuadra derecha hizo inútil la volada del arquero rival.

Chicago controló la posesión del esférico en la fracción complementaria, moviendo la pelota por toda la cancha con relativa facilidad, pero sin poder entregar ese pase de la muerte que les permitiera a sus delanteros sentenciar el choque.

Los Rapids, por su parte, se vinieron abajo y hasta dieron la impresión de conformarse con el empate. Salvo un remate desde lejos de Clark que se fue muy alto o un intento de Cummings, poco hicieron los locales para quedarse con los tres puntos.

En tiempo de compensación, el ábitro Terry Vaughan no quiso cobrar un penal de C.J. Brown, aunque la sanción en contra del Fire hubiera sido un premio inmerecido para un Colorado muy rácano que no hizo méritos para quedarse con la victoria.