AP

Galáctico desafío para Red Bulls

Tras una ardua gira fuera de casa y una semana de merecido asueto, los New York Red Bulls vuelven a la acción del torneo regular de la MLS con la única encomienda de reencontrarse con el escurridizo triunfo.

El escenario perfecto para realizar tal misión es su sede del Giants Stadium, donde recibirán al glamoroso LA Galaxy, que llegó a la Gran Manzana con su estrella David Beckham, que desde que arribó a los Estados Unidos ha desatado polémicas.

El astro inglés, que jugó los últimos seis meses en calidad de préstamo con el poderoso y afamado AC Milán de la primera división italiana, debutará en la actual temporada de la MLS enfrentando fuertes críticas de ética profesional, incluso de su compañero de equipo y emblema de la selección estadounidense, el delantero Landon Donovan.

En una conferencia de prensa celebrada el día antes del encuentro, Beckham y el técnico angelino Bruce Arena se encargaron de disipar cualquier duda sobre el compromiso del estelar mediocampista con el equipo y con el crecimiento de la Major League Soccer.

"Me alegra mucho estar de regreso en Nueva York y no importa la posición que ocupe el contrincante, será un partido difícil. Contamos con un equipo con una buena combinación de experiencia y juventud y espero que de ahora en adelante logremos nuestras metas. Siempre he reiterado que en este momento estoy comprometido con el LA Galaxy y la MLS, estoy feliz de estar de vuelta y espero poder participar del partido de mañana", declaró Beckham desde el Hotel W en Hoboken, Nueva Jersey.

La delicada situación que reina en el vestuario angelino la podría bien aprovechar el cuadro que dirige el Profesor Juan Carlos Osorio, por el simple hecho que toda la presión la llevará el visitante, que buscará demostrar que todo está bien y que las polémicas surgidas son cosas del pasado.

Los Red Bulls sufren de una prolongada crisis de resultados, con su último triunfo hace ya más de dos meses, el 8 de mayo, cuando vencieron por goleada de 4-1 a los San Jose Earthquakes, perpetuando su estadía en la última posición de la Conferencia Este con apenas 10 puntos.

Por su lado, el Galaxy, dirigido por el ex estratega de la selección estadounidense Bruce Arena, paradójicamente a las dos últimas campañas ha tenido una mejor temporada sin Beckham, acumulando una marca de 5-3-9 para un total de 24 tantos, que lo mantiene empatado en la cuarta plaza del Oeste con los Colorado Rapids.

El compromiso ante los Red Bulls será una verdadera prueba de fuego para Arena y su grupo, que determinarán qué tanto puede afectar Beckham a la química del onceno y en el vestuario.

Los Ángeles lleva tres victorias consecutivas, todas por marcador de 1-0, incluyendo la del pasado sábado 11, de julio en el denominado Superclásico angelino ante su acérrimo rival Chivas USA, lo que le da confianza al club de cara a este magno compromiso.

El partido ante el cuadro galáctico, que sin lugar a dudas es el encuentro más importante para Red Bulls en términos económicos y de promoción, también podría convertirse en un partido determinante para el destino del club neoyorquino.

"Tenemos que ir pensando que en determinado momento esta mala racha de partidos y resultados tiene que cambiar. Considero que el partido del jueves puede ser el inicio de algo muy positivo para nosotros", declaró el técnico Juan Carlos Osorio.

Sadiel Lebrón fue redactor y editor deportivo del Diario Hoy en Nueva York y editor deportivo de Telesistema Canal 11 en la República Dominicana, además de escribir para el periódico digital Ultimanota.com. Actualmente es editor general del semanario deportivo Latin Faces Sports y colabora con sus artículos en FutbolMLS.com.