Arranca el Mundial de Clubes con triunfo del Auckland City

Inició la búsqueda por la corona como el mejor equipo del orbe que el Manchester United ganó el año pasado. El Mundial de Clubes de la FIFA en su versión 2009 arrancó con la victoria de Auckland City sobre Al Ahli por 2-0, en duelo celebrado en el Estadio Mohammed bin Zayed, en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos.

El cuadro representante de Nueva Zelanda y Oceanía se medirá ahora al Atlante de México este sábado, en la ronda de Cuartos de Final y el que gane tendrá como rival al campeón de la UEFA, el Barcelona de España, el próximo 16 de diciembre.

El club Al Ahli, campeón de la Liga de Emiratos Árabes Unidos, que quedó fuera de cualquier opción en el torneo mundial, empezó mejor el encuentro; de hecho, tocó la puerta del arquero Jacob Spoonley en diversas ocasiones, pero su dominio fue estéril durante la primera mitad.

Por los árabes, Kalaed Mohamed buscó desbordar por la banda, juntándose por el costado derecho con Bador Yaqoot. Los delanteros titulares, el brasileño Bare y Salem Khamis, lucharon cuerpo a cuerpo con los centrales visitantes, Matt Williams y Ian Hogg, que pese a su juego rudimentario, supieron dominar a los dueños de casa.

Los kiwis, fieles a su estilo, intentando copiar la verticalidad del fútbol inglés, también atacaron por los costados, siempre con Jason Hayne por la zona de la derecha. Cabe señalar que los jugadores del Auckland City no son profesionales, sino que se dedican a otras actividades para subsistir, por lo que el triunfo tiene un doble valor.

A los 12', el coreano Lee Ki Hyung -uno de los pocos jugadores con experiencia como profesional- pudo marcar el 1-0 en tiro libre, pero su disparo rebotó en la barrera, en el primer esbozo ofensivo del Auckland City.

Dos minutos más tarde, Ali Hussain se llevó la primera amarilla del juego y del Mundial de Clubes 2009 por falta por detrás sobre Hayne.

El arquero del Al Ahli, Yousif Adbulla, se llevó los primeros aplausos del juego al detener un disparo a quemarropa de Dickinson. Ian Hogg se metió hasta la cocina, gracias a las facilidades defensivas de Saad Sorour y Ali Abas, y cedió a su compañero, que bien ubicado perdonó al cuadro local a los 14'.

A los 25', Hasan Ali sacó un fogonazo que pasó cerca del palo izquierdo de Spoonley, pero que salió apenas por un costado. El brasileño Bare, quien ha jugado en tres continentes, buscó crear espacios para su escuadrón ante la falta de conjunción con sus compañeros, pero se topó con una pared en color blanco una y otra vez.

Luego, a los 33', Alan McGeorge se llevó la amarilla por falta sobre Hosni Abd Rabo, lo que derivó en disparo en tiro libre de Yousif Jaber que pasó lejos de la portería kiwi.

Un tiro de McGeorge desde fuera del área que se marchó por arriba fue el preludio al primer gol del juego. El 1-0 cayó a los 44' cuando Adam Dickinson cerró la pinza a pase de Hayne justo en el centro del área de meta del Al Ahli y con la espinilla venció al arquero Yousif.

Un minuto más tarde, Khamis tuvo la mejor opción de los anfitriones durante el primer tiempo al plantarse frente al arquero Spoonley, quien había atajado un disparo complicado de Bare. El balón le quedó al ariete árabe, pero echó su remate por encima del marco de los kiwis, evidenciando de manera grosera su falta de técnica.

Durante el mediotiempo, el timonel emiratí Madhi Redha, quien sustituyó al rumano Ioan Andone hace apenas unas semanas, cambió su estrategia para iniciar el segundo lapso, buscando mayor profundidad en el ataque de su escuadrón.

A los 53', entró el volante ofensivo Saad Suroor, de gris actuación, y poco cambió el equipo local frente al excelente parado defensivo que mandó el técnico Paul Posa.

Suroor, que acababa de entrar al juego en lugar de Hussain, intentó rematar un servicio de Madanchi, sin que el balón golpeara el piso, pero el obús salió demasiado elevado.

La respuesta vino por parte de Hayne, quien con par de zurdazos intentó dejar mal parado a Yousif, que sufrió para atajar el balón, ya que se movió de un lado al otro antes de que llegara a sus manos.

Fue Chad Coombes quien puso el 2-0 con un disparo potente desde fuera del área a los 66'. El mediocampista kiwi fusiló al arquero local y enmudeció a los 20 mil fanáticos reunidos en la cancha árabe.

Con el marcador a favor, Posa decidió meter al sudafricano Keryn Jordan para apuntalar su zona defensiva y aprovechó para darle descanso al croata Daniel Koprivcic, a veinte minutos del final.

A los 80', Madanchi intentó sorprender a Spoonley y buscó clarearlo con un tiro lejano. Sin embargo, el portero neozelandés sacó la esférica con las yemas de los dedos, apagando el fuego que llevaba el fogonazo.

A cinco del final, McGeorge le puso el codo en la cara de Suroor y le abrió la ceja, dándole origen a una gran hemorragia sobre el rostro del jugador local. El árbitro Carlos Simón de Brasil no observó la agresión y le perdonó la vida al jugador del Auckland City al no sacarle la tarjeta roja, cuando ya estaba amonestado.

Llegó el silbatazo final con la victoria de los kiwis y tomó forma real la batalla por los 5 millones de dólares que se llevará el ganador del Mundial de Clubes 2009, que tiene sin duda al FC Barcelona como su favorito.

Abel Reyes Díaz, investigador de contenidos editoriales deportivos, ha trabajado también en Editorial Televisa como Editor en Jefe y copywriter de Fox Sports México, así como en el Periódico Reforma y Grupo Radio Centro; colabora a la vez con sus artículos en FutbolMLS.com.