FC Dallas quiere apagar el sueño de Salt Lake

Con la posibilidad de terminar el sueño del Real Salt Lake de alcanzar la postemporada, FC Dallas saltará al campo del Pizza Hut Park este sábado en cumplimiento de una nueva fecha de la MLS.

Claro está que para vencer al cuadro monarca, los texanos deberán superar sus propios conflictos y encontrar un fútbol coherente durante los 90 minutos. No sólo para sumar un triunfo, sino para mejorar una imagen deteriorada por los malos resultados a lo largo del campeonato 2009, los cuales los tienen completamente eliminados de los playoffs.

Sin embargo, el panorama no parece ser el mas adecuado para los dueños de casa, según lo visto en las diversas prácticas de la semana, en especial la del jueves. Se vienen nuevos cambios en la nómina del FC Dallas, entre los cuales sorpresivamente se marca la ausencia del capitán Pablo Ricchetti, quizás definitivamente del equipo.

Una decisión bastante extraña, ya que aparentemente hasta hace poco era el hombre de confianza del técnico Schellas Hyndman, el líder dentro y fuera del campo y el relevo ideal para la zona defensiva, aunque su posición natural es la de volante central.

"Hablé con el entrenador y le dije que lamentablemente no estoy en condiciones anímicas para jugar ante Salt Lake. La verdad no estoy disfrutando el juego como lo hacia antes y cuando uno no está bien mentalmente para jugar al fútbol, es mejor que utilice a alguien que lo pueda hacer mejor", confesó el argentino, deslizando además la posibilidad de abandonar definitivamente el club.

"Yo estoy muy agradecido con la familia Hunt por la confianza brindada durante este tiempo en el equipo y estoy muy contento en esta ciudad, principalmente con la gran afición de Dallas. Pero la verdad hay cosas que a uno lo desconciertan y así no puedo seguir. Lo importante es que tengo el respaldo de mi familia y sé que tengo fútbol para jugar en cualquier parte, según lo determine la liga".

Además, quedó la incógnita si el holandés Dave van den Bergh irá por primera vez al banco de suplentes desde su llegada al equipo. Esto, porque Hyndman utilizó a Heath Pearce como lateral derecho y al colombiano Jair Benítez por la franja izquierda durante los entrenamientos. A su vez, Ugo Ihemelu pasaría a ser defensa central.

En la zona de volantes practicaron Atiba Harris, Daniel Hernández, Dax McCarty y Marvin Chávez, mientras David Ferreira y Jeff Cunningham estuvieron en ataque.

Por su parte, para Real Salt Lake el encuentro de este sábado resulta definitivo en sus aspiraciones de alcanzar la siguiente ronda del torneo, por lo cual deberá ir en busca de los tres puntos desde el pitazo inicial.

"Ellos (FC Dallas) no tiene nada que perder, así que no se guardarán nada", aseguró el portero monarca Nick Rimando. "Nosotros tenemos la presión de ganar, lo tenemos claro. Para ganar, tenemos que pararnos bien en defensa y aprovechar las oportunidades cuando se presentan".

Coincidentemente, ambos equipos vienen de perder por el mismo marcador de 3-2 en la fecha anterior: Dallas de visita ante Kansas City y Salt Lake en la casa del Houston Dynamo. En su primer enfrentamiento de la temporada, los de Utah golearon 4-2 al equipo de Hyndman en el Estadio Rio Tinto.

Jimmy Venegas colabora con sus artículos en MLSnet.com.