Stub

Dallas busca un triunfo balsámico frente a RSL

Dicen que después de la tormenta viene la calma. Eso precisamente es lo que busca el plantel del FC Dallas en su próximo juego ante el Real Salt Lake: calmar la tormenta de malos resultados que desencadenaron en el despido del técnico Steve Morrow.

El cuadro texano perdió tres de sus últimos cuatro partidos, el más reciente un humillante 5-1 en casa ante el Los Angeles Galaxy. Dos días más tarde, la junta directiva tomó la determinación de cesar del cargo al entrenador irlandés y nombró transitoriamente al asistente Marco Ferruzzi, quien debutará ante el plantel de Utah.

"Esta situación es muy incómoda para todos y tenemos que mejorarla pronto, ese es el fútbol. Si no hay resultados positivos, vienen los cambios. Por ahora yo estoy al frente, no sé hasta cuándo. Este es un trabajo como todos y debemos llevarlo partido a partido, el grupo es fuerte y muy profesional, vamos a estar enfocados ahora, en nuestra actitud y el buen fútbol que nos garantice resultados positivos, empezando con el Real Salt Lake", afirmó el ahora número uno de los "Hoops".

La pregunta que surge ahora es: ¿hasta cuándo estará como técnico Ferruzzi en propiedad del FC Dallas? Además, ¿será capaz de manejar un plantel profesional en el fútbol competitivo de la MLS a sus escasos 38 años?

"Yo creo que sí. Marco es la persona ideal en este momento para tomar el mando del equipo. Hoy se paró frente al grupo con mucha personalidad, carácter y voz de mando y expresó claramente lo que quiere de nosotros y eso todos lo respetamos. Creo que se lo tratamos de demostrar en la práctica, todos sabemos que la directiva sigue buscando técnico, pero vamos a colaborar al máximo para que él aproveche su oportunidad", opinó el experimentado guardameta argentino Darío Sala sobre su nuevo jefe.

La sesión matutina del jueves estuvo precedida de una reunión de unos quince minutos aproximadamente y de un leve trabajo físico de calentamiento, buscando el punto ideal para la práctica fuerte de fútbol. A diferencia de otros tiempos, se usó el espacio reglamentario y se practicó 11 contra 11, aparentemente entre titulares y suplentes, durante aproximadamente 60 minutos.

En lo deportivo, se conoce que Adrian Serioux se perderá el duelo de este sábado debido a su expulsión frente al Galaxy. También es posible que el nuevo estratega implemente cambios estratégicos y experimente con nuevos jugadores para los próximos compromisos. Además, hay indicios de que el FC Dallas volverá a jugar con un sistema 4-4-2, en desmedro de la formación 3-5-2 que Morrow utilizó en las primeras fechas de la temporada.

Pese a la semana agitada que ha vivido el club, la tónica del entrenamiento pareció ser diferente, se observó un grupo muy unido, quizás con más ganas, como queriendo enmendar pronto los malos resultados conseguidos y buscando demostrar que todos quieren un lugar en el equipo principal para el enfrentamiento con el cuadro monarca.

"Hubo un cambio y fue por que no estamos bien, es evidente. Ahora debemos trabajar muy fuerte, pensando en mejorar y salir de la situación en la que estamos. Por ello ahora hay que concentrarse en derrotar al Real Salt Lake. Hemos hablado y tenemos que mejorar en todo, principalmente debemos estar más organizados y con una actitud mucho mas positiva. Sabemos que si nos tranquilizamos y ponemos más carácter y pensamos mejor las cosas, iremos por buen camino. Este grupo tiene como levantarse de esta mala racha y enderezar el camino en el torneo", puntualizo categóricamente al término de la práctica el volante Pablo Ricchetti.

Por ahora, lo mejor que ha pasado en el campamento texano es que el grupo tomó conciencia del mal momento que atraviesa y la junta directiva del FC Dallas demostró que no hay contemplaciones con nadie, si de mejorar se trata. Entonces, no queda otra opción que enderezar el camino con una buena demostración frente a la Realeza.

Jimmy Venegas colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.