Cambio charrúa en Chicago: entra Puppo, sale Cháves

Federico Puppo - January 11, 2012

Photo Credit: 
Cortesia Chicago Fire

Conoció a Chicago Fire siguiendo la campaña de su gran amigo, al que hoy le toca reemplazar. Presto para desandar con ilusión su primera experiencia internacional, el uruguayo Federico Puppo nunca hubiera pensado ocupar el vacío dejado por Diego Cháves para convertirse en la nueva carta de gol de Frank Klopas y llegar a un ámbito que demuestra conocer por demás.

Proveniente del subcampeón uruguayo Danubio FC, el blondo delantero de 25 años, se sumará en los próximos días al conjunto de la Ciudad de los Vientos, que adquirió el 50 por ciento de su pase por las siguientes tres temporadas. “No se da todos los días que te contraten a tres años. Eso significa que hay confianza y que te han seguido realmente, así que encantado de que Chicago haya puesto sus ojos en mí”, expresó Puppo ante FutbolMLS.com.

Fue en la cantera de Montevideo Wanderers, donde Puppo y Cháves se conocieron y entablaron una amistad desde sus 16 años. Luego, a los 17, les tocó la oportunidad de debutar juntos a nivel profesional en el mismo club del que surgió, entre otros, Enzo Francescoli, símbolo de La Celeste en los ’80 y ‘90.

“Hace poco nos juntamos a comer con Diego, incluso me dio una camiseta de Chicago. Me la probé y bromeaba diciéndole ‘¡mirá cuando juguemos juntos!’, pero yo no sabía nada del interés de Chicago en mí”, relata Puppo todavía con asombro. “Lamentablemente yo llego y él se va pero también él tuvo mucho que ver en mi decisión porque fue quien me contó de la ciudad y aparte yo había seguido al equipo por él”, cuenta con cierta amargura por no poder reencontrarse tras seis años con su amigo en un mismo camerino.

El delantero charrúa está al tanto de la última temporada de bruscos altibajos que tuvo el Fire como también del potencial de sus nuevos compañeros. “Sé que hay muchos jóvenes, que arrancaron bien, tuvieron un bajón y no entraron a los Playoffs por muy poco. Tienen jugadores muy buenos como son [Sebastián] Grazzini, [Marco] Pappa y todos conocemos lo que es Pavel Pardo”, comentó a partir de las referencias que le dio Cháves y lo que ha observado por cuenta propia.

Con mucho entusiasmo, Puppo manifiesta que “es otra motivación llegar a un lugar que es primer mundo porque, aparte del fútbol, creo que Estados Unidos es un sitio espectacular para vivir”. “Las comodidades que te puede dar el club para entrenar y crecer como profesional lo veo muy bueno, así que tengo las mejores perspectivas para este año”, afirmó.

Y si bien reconoce no tener brillantes estadísticas de goleo [marcó 2 en 10 cotejos en el último torneo con Danubio], el flamante refuerzo del Fire dice que puede ubicarse, ya sea dentro del área como por los costados del ataque, aprovechando su velocidad para desequilibrar. “Para mí es importante lo que uno deja en la cancha. Aunque hice pocos goles en Danubio, ayudé mucho al equipo en convertir, pero en Uruguay no se tiene en cuenta las estadísticas de asistencias”, adujo.

Entre los puntos altos de Puppo se anotan un destacado paso de cinco años por River Plate de Montevideo, con el que llegó a una semifinal histórica en la Copa Sudamericana 2009, y el Bronce ganado con la Selección uruguaya Sub-22, a la que reforzó como mayor, en los recientes Juegos Panamericanos de Guadalajara. “Creo que estoy con una madurez muy buena y si bien tuve varios partidos internacionales, ir a la Selección te da una visión distinta del fútbol”, destacó.

“Quiero llegar a dejar una buena imagen para demostrar al técnico y a la organización que no se equivocaron en llevarme a la MLS y ayudar a cumplir los objetivos del club para dejarlo lo más alto posible”, subrayó Puppo ilusionado con quedar marcado a fuego en Chicago.