Chicago entre las ventajas y desventajas del receso

BRIDGEVIEW, Ill. – El Chicago Fire tendrá más de una semana para recuperarse tras la derrota sufrida en la final de la Copa Abierta 2011 el martes pasado a manos de Seattle Sounders.

Una semana sin competencia puede ser canalizada de la mejor manera por el equipo rojo aunque también, puede llenarles de desesperación en busca de superar el trago amargo.

Dependiendo de a quién se le pregunte, hay quienes dirán que el descanso es bueno para los hombres de rojo y habrá quienes hubieran preferido enfrentar de inmediato otro encuentro para dar vuelta a la página.

Por ahora, Frank Klopas tendrá tiempo de reagrupar a su equipo y trabajar en la estrategia que implementará en el cierre de la temporada 2011 de la MLS en la que busca quedarse con el último puesto de liguilla.

El partido de la final de la Copa Abierta fue sin duda uno que los hombres de rojo desean olvidar pues se vieron superados línea por línea al evidenciar el cansancio, producto de tres partidos disputados en menos de diez días, los últimos dos fuera de casa.  Ante los Sounders se vio el equipo que días antes había superado al Real Salt Lake.

El descanso también otorga al argentino Sebastian Grazzini el tiempo para recuperarse por completo de la lesión de la pantorrilla izquierda que sufrió durante el encuentro que el Fire disputó ante New England hace cerca de dos semanas.  Si bien tuvo participación del encuentro del martes, Grazzini arrancó el partido en la banca y estuvo menos de diez minutos en el campo de juego.

Con tres encuentros de temporada regular por disputar, la misión aunque no imposible, resulta complicada para los hombres de rojo.  Para conseguir el último lugar de acceso a la postemporada que por ahora corresponde a Houston, Chicago deberá ganar los tres compromisos y esperar una combinación de resultados.  Los cuatro puntos que le separan del décimo lugar son aun relativos.  Chicago tiene un encuentro disputado menos que Houston aunque también suma uno más que D.C. United.

Mientras se acerca el cierre de la temporada 2011, es difícil pensar que el representante de Chicago se podría quedar con las manos vacías cuando al principio de la temporada se ponían como objetivo conseguir ambos títulos, el de la Copa Abierta y la Copa MLS.  Claro, habrá que decir que el camino no le ha sido fácil, entre llegadas y la partida de elementos, el tener aún posibilidades ya es de reconocer.  Tras la dar destitución de Carlos De los Cobos, Klopas ha logrado un cambio positivo al equipo que para ahora se aferra a una historia e identidad que parecía por algún tiempo desconocían.

Por lo pronto los hombres de rojo seguirán trabajando con miras al partido que el próximo miércoles disputarán ante el FC Dallas en el Toyota Park.  Para llegar a la liguilla habrá que sumar porque como se dice comúnmente en la MLS, “la liguilla es otro torneo y cualquier cosa puede pasar”.