Steve Grayson/WireImage.com

Aficionados celebran el fútbol en Frisco

FRISCO, Texas. — En un marco festivo y colorido aficionados, patrocinadores y jugadores de la MLS compartieron un grato momento en la previa de la Copa MLS 2006 durante las festividades de la Celebración del Fútbol.

Quioscos con promociones de los patrocinadores de la liga como Makita, RadioShack, Sierra Mist, entre otros calentaron a los aficionados, especialmente a los más pequeños que participaron de actividades de puntería, torneos del videojuego FIFA en plataformas Xbox y otros concursos.

Jugadores de diferentes equipos de la MLS rotaron entre los quioscos firmando autógrafos.

"La verdad que es lindo vivir la previa del partido con los aficionados a pesar de la bronca de no estar con mi equipo en la final", dijo el flamante Jugador Más Valioso del 2006, el argentino Christian Gómez del D.C. United. "Pero se está bien, disfrutando de todo esto".

Cientos de aficionados llegaron desde Houston para apoyar al Dynamo en su primera Copa MLS. Con tan solo un año en la MLS, el Dynamo enamoró a los aficionados de la Ciudad Espacial.

"Vine con mis amigos. El ambiente está excelente", dijo el hondureño Carlos Matamoros, uno de los viajeros. Junto a él, José Montano, uno de los hinchas que se vistió de naranja desde el primer partido del Dynamo en el Robertson Stadium.

"Muy bien todo. Vinimos en familia", dijo Montano seguidor de la MLS por mucho tiempo gracias al legendario diez Mauricio Cienfuegos, ídolo de los salvadoreños. "Le iba al Galaxy por Cienfuegos, pero hoy que ¡Viva el Dynamo!. Ganamos 3-1".

Otra aficionada que cruzó Texas para apoyar al Dynamo fue María Ríos, mexicana. "Fue un viaje corto. Es divertido esto, acompañamos al Dynamo desde que nos dieron los primeros boletos gratis. Estamos aquí por la pasión por el Dynamo", dijo Ríos que llegó acompañada de su familia.

No solo aficionados de Houston vinieron a apoyar al grupo de jugadores que dirige Dominic Kinnear. Aficionados del San José Earthquakes también llegaron para apoyar a los jugadores que alentaron en el pasado.

"Todavía seguimos a nuestro equipo", dijo John Basanese, que voló desde el área de la Bahía para ver el partido. "Soy aficionado de los Earthquakes desde la vieja North American Soccer League. Mis padres me llevaron y ahora estoy aquí con mis hijos. Estamos felices de que estén bien en Texas, pero los extrañamos".

Aunque viajaron en menos cantidad por la distancia desde Boston, los aficionados del New England Revolution también madrugaron a la Celebración del Fútbol.

"Está todo bien. Es bueno ver que vienen aficionados de otros equipos a ver el partido y no solo de los Revs o del Dynamo", dijo David Akman uno de los fieles del Revolution, quien llegó el viernes a Frisco para disfrutar del gran fin de semana emelesero.

Juan Mesa colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.