Dynamo y Rapids cumplen objetivos

En medio de un espectacular ambiente, el Houston Dynamo finalizó la temporada de regular igualando a tres goles con el Colorado Rapids.

Los 17.191 aficionados disfrutaron de un juego de muchos goles, pero sobre todo se deleitaron del buen fútbol que exhibieron los dos equipos. Sobretodo por lo que muestra el Dynamo de cara a la Liguilla rumbo a la Copa MLS 2006, que arranca el próximo domingo visitando a Chivas USA en el Home Depot Center.

En el camerino del equipo de casa las reacciones fueron normales. En todos los rostros de los jugadores se veía la satisfacción del deber cumplido y la tranquilidad después de haber brindado un bonito espectáculo, que a pesar de haber resultado igualado les marca una pauta para lo que viene.

"Haber marcado dos goles es muy satisfactorio para mi, siempre que me subo al ataque lo hago con la decision de marcar goles y cuando los consigo lo siento como un premio al esfuerzo que siempre hago durante todo el juego", dijo el defensa Craig Waibel, goleador de la noche.

Un de los de brillante actuación y que se ha ganado la titularidad en el cuadro naranja es Paul Dalglish, quien no escondió su alegría luego de haber conseguido su segundo tanto con el equipo. "Vine para hacer goles y las cosas se me estan dando. Este es el segundo y consecutivo que anoto y espero seguir aportándole al equipo ahora que estamos en la semifinal. Es hermoso celebrar con esta afición que nos apoya, pienso que se merecen lo mejor de nosotros", dijo Dalglish.

El técnico Dominic Kinnear expreso cierto inconformismo con el resultado. "Nosotros atacamos bien, pero defendimos pobremente. Iniciamos excelente, fuimos grandes, pero igual nos relajamos y cometimos errores defensivos garrafales. De todas maneras me siento confiado para lo que viene ahora, cualquier equipo puede derrotar a otro en esta fase semifinal. Yo tengo respeto por las Chivas, y el próximo juego será con ellos y buscaremos derrotarlos para regresar a casa por el paso a la siguiente fase", dijo el técnico naranja.

En el camerino del Colorado Rapids todo fue felicidad por la clasificación a la Liguilla de la MLS, el técnico Fernando Clavijo se veía sonriente y abrazaba a todo el que estuviera a su paso.

"Nosotros necesitabamnos el resultado y lo conseguimos, no quisimos esperar hasta el domingo con el resultado de Real Salt Lake y Chivas USA. Nosotros lo hicimos por nosotros mismos, batallamos hasta el final y eso fue lo importante. Sabiamos de la agresividad del Dynamo y fuimos igual que ellos. Me siento muy feliz y contento de tener este grupo de gladiadores", dijo Clavijo.

Carlos Mojica colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.