Echeverría: El reto del campeón

El Galaxy es un campeón en apuros, pero también un campeón que apuesta a la misma sorpresa que lo acompañó el año anterior. En cada jornada los galácticos pueden estar en la gloria o el infierno, pero por experiencia propia saben que la suerte también acompaña a los grandes equipos y que mientras más grande es la adversidad, más grande suele ser la proeza.

De momento, los angelinos deben apegarse a la matemática, pero también pueden apegarse a la esperanza y a los referentes cercanos. Los campeones son últimos en la tabla, y en su camino disputará juegos importantes y decisivos ante Chivas USA y Colorado Rapids, con los que debería encender una apasionada disputa para sentenciar el juego.

Se jugarán la vida en cada jornada, al mismo tiempo que ya cumplieron el primer paso en la búsqueda de la defensa de su doblete histórico del 2005, al calificar a la final de la Copa Abierta que se realizará en Bridgeview ante el Chicago Fire.

Los angelinos son últimos en la tabla, pero se encuentran a tres puntos del cuarto puesto. Con seis fechas por jugarse, una combinación de resultados los puede poner adentro o afuera de lo que sería su undécima Liguilla consecutiva.

Aunque el sótano no sería la posición idónea para un doble monarca, cabe recordar que el año anterior corrió la misma suerte, al calificar a última hora como cuarto puesto y protagonizar un primer "campanazo" ante el entonces San José, un triunfo que le sirvió de empujón para luego liquidar a Colorado en la final de Conferencia y, posteriormente, al Nueva Inglaterra en la final de Frisco, Texas.

Este cuadro galáctico ha vivido una etapa obligada de transición y año muy accidentado. Este campeón inició el año con la trágica muerte de su gerente, Doug Hamilton, quien sufrió un infarto en el avión que los conducía de Costa Rica a Los Ángeles.

Posteriormente, su también su técnico Steve Sampson fue relevado a media temporada por los malos resultados; sus principales jugadores Landon Donovan y Chris Albright se ausentaron prolongadamente por el Mundial, y luego las lesiones fueron implacables con el cuadro angelino.

Han sido tantos golpes que la misma plantilla empieza a patentizar la frase de "caer siete veces y levantarse ocho".

Pero aunque desde la llegada del técnico Frank Yallop el equipo ha protagonizado un notable ascenso, los números perdidos en la primera etapa del torneos siguen cobrando factura a estas alturas del partido.

El Galaxy tiene varios equipos a vencer, pese a que por historia ha sido el equipo a vencer en la liga. Y curiosamente, el único equipo que ha asegurado su pase a la próxima fase es el D.C. United, que se ha enfrentado al Galaxy en dos oportunidades en finales.

Si por azares del destino se volvieran a enfrentar en una final, que actualmente es una posibilidad, podrían ser el duelo entre el equipo que más títulos tiene en la MLS, con el que más victorias suma en la misma. Además, que tal una revancha de estas magnitudes y en estas circunstancias. De momento la moneda está en el aire.

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Ángeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha trabajado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones de España y México y colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.