Plata, MVP en Canadá

TORONTO. – Con 19 años de edad y una estatura de 1.60 metros, el ecuatoriano Joao Plata ya sabe lo que es pararse como los grandes. Este sábado no sólo anotó el empate de Toronto FC ante Vancouver Whitecaps, sino que hizo el cruce perfecto para el segundo gol y además guió la mayor parte de desbordes ofensivos con los que junto a sus compañeros dominaron a sus rivales, para coronar al cuadro escarlata campeón por tercer año consecutivo, convirtiéndolos en los representantes del país en la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Plata, quien fue nombrado como el mejor jugador de la final, dijo que esto no es algo que ha logrado solo, y en cada oportunidad da gracias a Dios y a sus compañeros de equipo.

“Primero quiero agradecer a Dios, a los entrenadores que me han dado la confianza y a mis compañeros que me apoyan. Eso es lo más importante”, dijo el valioso delantero torontiano.

Joao sabe que el campeonato obtenido esta tarde no es la culminación, pues reconoce que aún falta mucho por hacer, especialmente para recuperar terreno en el torneo emelesero.

“Este es sólo un paso. Debemos seguir luchando, trabajando y tener más seguridad en nosotros mismos que podemos hacer las cosas. Debemos enfocarnos y dar lo mejor para el equipo”, agregó.

Por su parte el entrenador de TFC, Aron Winter, dijo que el resultado por 2-1 frente a Vancouver es algo merecido por la forma cómo se plantaron en el terreno de juego.

“Merecíamos ganar. En la primera mitad, cuando ellos anotaron, los muchachos reaccionaron bien. En el segundo tiempo reaccionaron muy bien, presionaron más al frente y finalmente, y merecidamente, les hicimos dos goles”, comentó el estratega, quien agregó que luego de la victoria del miércoles, los muchachos torontianos llegaron con más confianza esta tarde.

Para el portero de Vancouver, Joe Cannon, la diferencia en el marcador la estableció la forma cómo cada equipo encaró el partido, y esta vez “Toronto demostró que es mejor equipo que Vancouver”.

“A partir del minuto 20 nosotros pasamos a ser niños y ellos fueron hombres”, dijo Cannon, una fuerte expresión de lo que él vio desde su portería, aún con nombres que han pesado por sus hazañas ofensivas anteriormente.

A manera de preocupación, el guardavalla dijo que el conjunto ahora no sólo debe jugar por ganar y recuperar terreno, sino que sus compañeros deben comenzar a jugar por sus trabajos.