A mantener la racha en el RFK Stadium

DC_SJ_DL

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON, DC— D.C. United regresa a su sede del RFK este sábado para recibir a los San Jose Earthquakes, en un duelo entre dos de los equipos más calientes en las últimas semanas de la temporada.

Los capitalinos han logrado dos triunfos y tres empates  en sus últimos cinco encuentros y llegan al RFK después de sacar un empate con sabor a triunfo la jornada pasada ante LA Galaxy, para culminar su gira por la costa oeste en la había vencido a los Portland Timbers.

Los Quakes, por su parte, no pierden desde el 30 de abril cuando cayeron ante Philadelphia Union y está invicto en sus últimos siete partidos que incluye dos de la Copa Abierta y cinco en la MLS.

United tuvo un satisfactorio mes de mayo en el que venció además de los Timbers a los Seattle Sounders y empató con los finalistas de 2010, Colorado Rapids, campeón, y FC Dallas, subcampeón.

Esa actuación mantiene motivada a una plantilla que busca clasificar a la liguilla de la MLS por primera vez desde 2007.

“Estoy muy orgulloso de la manera como hemos estado jugando y definitivamente hay una gran diferencia entre el equipo de ahora y el que teníamos en abril”, opinó el delantero Charlie Davies quien estuvo fuera por lesión pero que estará listo para el partido frente a los Earthquakes.

El capitán Dax McCarty coincidió con Davies en las mejoras del club.

 “Todavía tenemos un largo camino por recorrer pero cada semana se pueden ver nuestras mejoras y vamos a estar listos para San José en DC”, agregó McCarty, quien también se perdió los dos últimos partidos por lesión pero que según el técnico Ben Olsen ya está casi al 100 por ciento.

Además de Davies y McCarty otros jugadores lesionados mostraron progresos esta semana y podrían estar disponibles ante San José.

El defensa Jed Zayner y el volante Junior Carreiro participaron del encuentro de reservas ante el New England Revolution, un avance importante especialmente para Zayner, quien ha estado batallando con una lesión muscular en la pierna por la mayor parte de la temporada en la que no ha visto acción sino en dos partidos.

“Es un gran paso para él”, dijo Olsen después del entrenamiento del miércoles en el RFK en relación a los 45 minutos de juego que tuvo Zayner frente a los suplentes de New England.

En el contexto general de la plantilla Olsen asegura que tienen que “comenzar a ganar más juegos” porque aunque no han perdido en cinco partidos, ante el Galaxy debieron haber ganado.

“Hicimos un gran trabajo en los dos últimos juegos y el mediocampo hizo un gran esfuerzo. Debimos haber logrado esos tres puntos en Los Ángeles”, expresó Olsen cuyo club mantiene un idéntico récord que San José con 4-4-4 y 16 puntos y marcha en el cuarto lugar de la clasificación de la Conferencia Este a cinco puntos del líder Philadelphia.

En relación al encuentro del sábado, Olsen recordó que los Quakes “también están invictos por cinco juegos y son uno de los equipos más calientes, lo que debe darle un componente adicional al partido”.

“Un triunfo ante San José sería muy importante para la confianza porque es algo que siempre estamos tratando de lograr cuando se tiene un equipo joven. La energía es buena y el equipo está optimista con la posibilidad de pasar a los playoffs. Estamos en los equipos promedio de esta temporada”, concluyó Olsen.