Motivación en D.C. para el partido ante el Galaxy

LA_DC_DL

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON, D.C. – Motivado por su triunfo ante los Portland Timbers y su invicto en sus últimos cuatro partidos de la temporada regular de la MLS, D.C. United intentará en Los Ángeles mantener su buen momento, cuando enfrente al Galaxy el viernes en el Home Depot Center.

Luego de un mes de mayo de ensueño en el que le ganaron también a los Seattle Sounders y empataron sus compromisos con los finalistas de 2010, FC Dallas y Colorado Rapids, los capitalinos tratarán de arrebatarle tres puntos en casa al equipo que dirige Bruce Arena, que con 29 puntos lidera la clasificación general del torneo.

Aunque el United marcha cuarto en la Conferencia del Este con 15 puntos y récord de 4-4-3, ha mostrado mejoría en todas sus líneas, especialmente en la defensa que permitió sólo cuatro goles en igual número de partidos en mayo.

Por otra parte, los jugadores de recambio utilizados por el técnico Ben Olsen para sustituir a los lesionados han respondido de acuerdo a las expectativas, correspondiendo con la profundidad de la banca de la plantilla que Olsen y su cuerpo técnico han destacado desde el inicio de la temporada.

“Obviamente que no comenzamos la temporada en buena forma al permitir cuatro goles en tres partidos, algo que no queremos que se repita por el resto de la temporada”, dijo Pat Onstad, el entrenador de porteros del club que tuvo que uniformarse en el primer mes de la temporada para suplir las ausencias de los lesionados Steve Cronin y Bill Hamid.

“Nuestros jugadores han decidido revertir esa situación y no creo que la reacción haya sido exclusiva de los defensores. Ultimadamente hay 10 jugadores enfrente del portero y todos se han comprometido en mantener el balón lejos de nuestra meta en los recientes partidos”, agregó Onstad sobre la plantilla que está entre las de menor promedio de edad de la liga.

Salvo al canadiense Dejan Jakovic, quien no estará en Los Ángeles por atender compromisos con su selección, la línea final del DC ha sido comandada por los novatos Perry Kitchen,  Ethan White y el portero Hamid, quienes no pasan de 20 años.

Y aunque ha estado lesionado desde el 14 de mayo en el partido contra Dallas, el delantero Charlie Davies ha jugado por encima de las expectativas, no por dudas sobre su comprobada calidad, sino por haber estado sin jugar fútbol competitivo por más de un año.

Con sus seis goles, Davies es parte de un triple empate en la segunda casilla de los goleadores del torneo que lidera Landon Donovan con ocho.

Davies viajó con el equipo a Portland y aunque no jugó ante los Timbers se espera que sí lo haga contra el Galaxy, al igual que el capitán Dax McCarty, quien también estaba lesionado.

Otro factor que definitivamente ha incidido en la recuperación del club ha sido la actuación de Chris Pontius, quien se perdió gran parte de la temporada anterior pero que este año ya ha iniciado 11 encuentros, marcado cuatro goles y es líder del equipo en minutos jugados.

“Continuamos evolucionando”, resumió el veterano goleador Josh Wolff. “Estoy seguro de que van a haber más altibajos en el camino pero si podemos respaldarnos unos con los otros podremos alcanzar buenas cosas”, agregó.

Al igual que lo estaban los Timbers, el Galaxy está invicto en Los Ángeles pero si los jugadores mantienen la química que prevaleció en la plantilla en el mes de mayo, el United pudiera regresar a la capital con los tres puntos en su contabilidad.

“Los Ángeles es muy diferente”, anticipó Onstad. “Es un juego y un estilo de fútbol diferentes pero si nos podemos adaptar veremos qué podemos hacer. En esta liga si se quiere ser exitoso hay que sacar resultados en las sedes de los grandes equipos”, concluyó.