Crónica: Portland 0-1 San José. . . Agónico triunfo de los Quakes en la Copa Abierta

Tras 90 minutos reglamentarios y casi media hora de tiempo adicional, San José logró un agónico triunfo 1-0 a domicilio sobre Portland para avanzar en su carrera hacia la Copa Abierta de los Estados Unidos.

Faltando pocos segundos para los lanzamientos penales, Ike Opara rompió el cero en el JELD-WEN Field con un dramático cabezazo que le dio a los Earthquakes el pase a la fase final de la ronda eliminatoria, donde se enfrentarán al Chicago Fire por el derecho a participar en el torneo más antiguo del país.

Mientras, los Timbers sufrieron su primera derrota en casa como franquicia de la MLS, un “hito” que fue presenciado por 11,412 hinchas la noche del miércoles.

EL PARTIDO

Los dueños de casa salieron a apretar a San José desde el comienzo, y tuvieron en el volante Rodrigo López en su hombre más punzante en ataque. El oriundo de Guadalajara tomó los hilos de la ofensiva local, desbordó por las bandas y alimentó de balones a sus compañeros en la delantera.

De los pies de López nació la primera gran ocasión de gol, recién al minuto ocho: tiro libre indirecto y un cabezazo dentro del área Kevin Goldthwaite que el arquero Andrew Weber rechazó con apuros.

Poco a poco, sin embargo, tanto López como el ataque de Portland se diluyeron y cedieron la iniciativa a los Earthquakes. Aunque llegaron con frecuencia sobre la meta de Troy Perkins, los visitantes carecieron de la puntería necesaria para tomar la ventaja en el marcador.

Eso sí, los locales pasaron un gran susto al minuto 35 cuando Perkins despejó mal un saque de esquina y dejó el rechace para Brad Ring, quien disparó desviado con el arco vacío.

En la fracción complementaria fue más de los mismo, con ambos equipos alternando la posesión del balón pero sin efectividad en el último cuarto de cancha.

Y cuando sí acertaron frente a portería, como Ryan Johnson promediando el segundo tiempo, ahí estuvo Perkins para desviar el remate del jamaicano al córner con una volada espectacular.

Adam Moffat también probó de larga distancia para los dueños de casa, pero su zurdazo le salió recto hacia el meta Weber.

Así las cosas, el partido se fue a tiempo extra, donde San José pareció lograr el gol del desempate tras un saque de esquina que el suplente Steven Lenhart empujó al fondo de la red. Sin embargo, el tanto fue anulado por el árbitro Alejandro Mariscal, quien sancionó acertadamente una mano del recién ingresado jugador.

Cuando todo indicaba que los penales decidirían al ganador, un nuevo córner de los Quakes - esta vez a los 120’ -  terminó en un cabezazo de Opara que venció la resistencia de Perkins y le dio a San José el agónico triunfo.