DT Olsen mueve sus piezas en el ajedrez del United

WASHINGTON- Si hay algo de lo que no se puede culpar al técnico Ben Olsen es de no buscar alternativas para solucionar las bajas que se le han presentado en su plantilla durante los primeros cuatros juegos del D.C. United, que con un récord de 1-2-1 y 4 puntos se ubica en el sótano de la clasificación de la Conferencia Este.

Primero, el estratega capitalino tuvo que habilitar a su entrenador de porteros, Pat Onstad, para que a sus 43 años se volviera a uniformar y defender la portería en los tres primeros partidos, en los que aceptó siete goles que ocasionaron dos derrotas, ante New England Revolution (2-1) y Colorado Rapids (4-1).

Olsen no tuvo más alternativas que usar a Onstad para sustituir a Steve Cronin, el guardameta que llegó con todas sus credenciales al DC, pero que no ha podido jugar ni un solo minuto por recuperarse de una lesión en la muñeca.

Para colmo de males, su segundo portero estelar, Bill Hamid, apenas pudo debutar en el último partido de liga frente al Galaxy, después de hacerlo a mitad de semana ante Philadelphia en un eliminatorio de la Copa Abierta.

Los problemas en la defensiva no se limitaron a los porteros y entre los defensas el veterano Devon McTavish no ha podido debutar y el novato Perry Kitchen se marchó después del día inaugural a Guatemala a participar con la selección de Estados Unidos en el clasificatorio Sub-20 de la CONCACAF rumbo al Mundial de Colombia. Jed Zayner ha tenido molestias físicas que no le han permitido jugar sino 70 minutos.

Daniel Woolard y el uruguayo Rodrigo Brasesco tampoco han estado en plenitud de condiciones y entre los dos totalizan 145 minutos de juego, menos de dos partidos completos.

Por eso Olsen ha tenido que mover sus piezas muy estratégicamente con decisiones que incluyeron la colocación del mediocampista, Andy Najar, en la parte derecha de la zona defensiva en el partido contra el Galaxy, buscando tapar los huecos de una agrietada línea final.

“Teníamos que cubrir esa zona que estuvo toda la noche desprotegida. No hicimos un buen trabajo al tratar de adelantar a nuestros defensores y Andy hizo un buen trabajo. Lució perdido un par de veces a la defensiva pero ése es un riesgo que se corre cuando estas perdiendo por un gol y buscas el empate”, explicó Olsen sobre su movimiento.

Para fortuna de Olsen, el veterano Marc Burch se reintegró este año a la plantilla y hasta ahora es el único jugador en participar en los 360 minutos de acción emelesera que lleva el club, en los que ha estado muy solvente en la zaga y contribuyó con una asistencia de gol.

Pero quizás las jugadas maestras del técnico de primer año del equipo de la capital hayan sido la integración del novato Chris Korb, seleccionado en el último draft, y quien ya acumula 252 minutos de juego y más recientemente, Ethan White, quien proveniente de la Academia del club debutó a nivel profesional el sábado pasado ante el Galaxy y se las arregló para mantener a raya a los peligrosos delanteros de Los Ángeles que empató 1-1 con el DC.

“Tenemos algún trabajo por hacer y regresar esta semana para tratar de corregir los errores que cometimos ante el Galaxy y mejorar las cosas que pienso no hicimos lo suficientemente bien”, dijo Olsen.

Y de acuerdo a lo expresado por Chris Korb, las nuevas generaciones están listas para echarse la defensiva del club sobre sus hombros.

“En cada comienzo me siento un poco más cómodo. Mientras más experiencia se adquiere mejor se planta uno en el terreno. Ha sido grandioso y estoy ansioso de seguir aprendiendo”, dijo Korb.

Y aunque en la zona de volantes y transportación de balón es donde se supone está una de las fortalezas de este reestructurado club, Olsen no ha tenido buenos resultados y considera que sus muchachos tienen que mejorar en la combinación del balón.

“Tenemos que convertirnos es un equipo que pase más el balón”, dijo Olsen. “Tenemos dos muchachos que bajo presión tienen que seguir trabajando para jugar mejor fútbol y eso es lo que estamos tratando de hacer”, agregó.

Olsen considera que White es un jugador que “cuando reciba la oportunidad lo va a hacer bien”. White actuó ante el Galaxy como si fuera todo un veterano.

“Fue el mejor momento de mi vida, me sentí muy bien. No tienen idea de lo que significa jugar para el United y mirar al final del juego a los aficionados fue sensacional”, expresó White.

Olsen y su plantilla, llena de veteranos de sobrada experiencia y jóvenes ansiosos de triunfar, se preparan esta semana en Washington con la mira puesta en su partido frente al FC Toronto en Canadá y cinco días después en DC frente a su rival de la Copa del Atlántico, New York Red Bulls, dos partidos de vital importancia para ascender posiciones en la clasificación y tener una mejor idea de cómo el ajedrez de Olsen pueda funcionar de cara al logro de un ansiado pase a la liguilla 2011.