RSL sigue en racha y se convierte en líder absoluto

SANDY, Utah. – Impresionante la trayectoria de este Real Salt Lake en lo que va de 2011. Tras la sufrida victoria del miércoles ante el vigente campeón Colorado Rapids por 1-0, el equipo ya suma cuatro triunfos en cuatro partidos disputados, colocándose como líderes con 12 puntos y único equipo imbatido hasta el momento. El club extiende así a 18 los encuentros sin perder, colocándose a uno de igualar el récord de la liga.

Además, el portero Nick Rimando empata con Zach Thorton en el segundo lugar del registro de partidos sin encajar gol con 76. Suman ya 27 partidos invicto en casa, que son 37 en todas competiciones. Es casi de vértigo los números de este equipo.

“No nos da vértigo, en absoluto. Somos un equipo muy serio. No estamos pensando en perder. Esto no ha sido casualidad, para llegar hasta aquí aprendimos a sufrir mucho. Lo que queremos es seguir así. Este partido es un ejemplo de ello. No dejamos de proponer en ningún momento, y al final nos llevamos el premio merecido”, dijo Javier Morales autor del lanzamiento de falta en el 93’ que tocó en el palo y que llevó al remate final de Fabián Espíndola para el 1-0 definitivo.

“La verdad es que cuando le pegué sentí que le di muy bien, pero cuando lo observaba vi que la pelota se desviaba al palo. Por suerte, sirvió para el gol que es lo importante. Unas veces meto yo, y ahora fue Fabián que eso es lo que importa”.

El delantero argentino venía con hambre de gol, y algo rascado por no haber podido anotar. “Esto ha sido un poco de felicidad. Un gol siempre da vida para un delantero, y por fin se dio. Ya he comentado que si no metés gol no se acuerdan de uno”, dijo Espíndola.

“El partido fue muy peleado. Nosotros manejamos el partido, pero ellos jugaron bastante bien. Para mí fue justo el resultado porque fuimos nosotros los que tuvimos las ocasiones más claras”.

El partido se dio muy trabado, y hasta los centrales del Real tuvieron que subir para intentar romper el partido como fue en la jugada previa del gol, en la que la falta se la hacen a Jamison Olave cerca del área. “Hay que empujar cuando las cosas se ponen difícil. Ellos tienen mucho oficio y saben defenderse muy bien. Merecimos el resultado porque nunca nos metimos atrás, ni nos rendimos”, declaró el central cafetero.

Este resultado da más confianza, si cabe, a este Real Salt Lake de cara a su próximo compromiso este miércoles en la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF ante Monterrey en México. “Ayuda el hecho de ganar, aunque ya estábamos bastante bien de moral. Ellos juegan una final más. Nosotros nos jugamos todo, la gloria, que es muy diferente”, dijo Morales.