Y llegó Toronto

La expansión de la MLS sigue su marcha y no se detiene. Lo más importante es que ahora el crecimiento del fútbol de los Estados Unidos llegaría también a Toronto, Canadá, donde además de tener un gran número de aficionados latinos al fútbol, también la ciudad anunció la construcción de un estadio propio para el club.

En el 2007 dos franquicias más llegarán al fútbol de los Estados Unidos, y claro, uno ya fue patentado con sello canadiense. Y eso no es todo. De hecho, ya varias ciudades empiezan a considerarse por ellas mismas para este proceso de crecimiento, que ya se ha convertido en una constante durante los últimos años.

De momento se especulan muchas cosas en los medios de comunicación sobre los candidatos: que si finalmente llegaría el América USA al norte de California, que si el club español Barcelona se decidiría por una franquicia a territorio estadounidense, o bien si Miami, Oklahoma o Filadelfia podrían hacerse con la plaza restante en la liga.

No hay ninguna versión oficial que involucre a estas ciudades con la expansión, pero sí lo más claro es que habrían pocas cosas para pensar en un freno al crecimiento fútbolero de este país.

Lo más importante de estos rumores es que siempre se mantiene en el aire ese sentimiento de considerar a varias novias para el prometido fenómeno de la expansión, y que en todos los sectores del país se empieza a hablar de tener un equipo de fútbol.

Aquí lo más importante es que al hablar de que el fútbol emelesero se extenderá a Canadá, también se habla de una proyección importante y de que el sueño de tener una liga con 20 equipos en un plazo de diez años no es un proyecto utópico dentro dentro de una sociedad que poco a poco acepta más el fútbol como uno de los deportes con mayor crecimiento en el mundo.

De hecho, desde la reducción de equipos en 2002, cuando desaparecieron las franquicias de La Florida, existieron muchas versiones que ponían en duda el futuro de la liga. Ahora la construcción de estadios, la presencia de nuevos equipos y el crecimiento en los promedios de aficionados en las distintas sedes emeleseras, hablan siempre de un crecimiento acelerado, de la mano de la credibilidad y proyectos ordenados.

El proyecto de Toronto ofrece grandes ventajas para esta nueva aventura:

1.- Es una ciudad que ya tiene fútbol semiprofesional, y que por su multiculturalidad habla de que podrían formar un equipo con las mismas características.

2.- Sería el primer club profesional de fútbol en el territorio de la Hoja de Arce, y eso sería un gran aliciente para pensar en un buen recibimiento de la gente, que ha respondido a la llegada de selecciones nacionales a su territorio.

3.- En otro deporte como el béisbol se ha demostrado la rentabilidad de la ciudad, por lo que abre el espacio para un sano proceso de mercadotecnia y a la llegada de nuevos inversionistas.

4.- El hecho de tener un estadio propio puede ayudar en los sueños de la directiva de la liga de llegar a jugar un día solamente con estadios propios.

Lo bueno es que aunque se juega en una liga de 12 equipos, ya puede considerarse que la MLS tiene 13 instituciones, y con una plaza que aún podría dar de qué hablar en los próximos meses.

Hoy fue Toronto, mañana cualquiera otra ciudad, y dentro de un rato, podríamos hablar de una nación plagada de equipos emeleseros.

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Ángeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha trabajado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones de España y México y colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).