Una final de transición

La temporada 2004 llegó a su fin. Una sola cita separa lo que fue el 2004 y lo que será el 2005. D.C. United y Kansas City se convertirán de nuevo en parte del selecto pero agradable club de los campeones. Ambos saben lo que es probar las mieles del triunfo. Fue una final inesperada, pero justa.

Otros clubes con etiquetas de favoritos como Galaxy, MetroStars y el mismo Columbus fueron sucumbiendo en el camino hasta dejar a los cuadros más regulares de la postemporada. Los finalistas hicieron caso al dicho de
"apretar en el cierre". Pero más allá de lo que significa la novena final del fútbol estadounidense, esta temporada quedará marcada como una época de transición que
desembocará con la inauguración de las dos nuevas franquicias del balompié estadounidense: CD Chivas USA y Real Salt Lake City. De nuevo un torneo con 12
equipos y la ilusión de seguir extendiéndose a más ciudades. Pero con la final en la actualidad del tema, deja muchos detalles interesantes. El cuadro de la capital llega a la final luego de dejar en el camino al equipo de Nueva York y al Nueva Inglaterra, en lo que debería
ser llamado el Juego de la Temporada.

Peter Nowak, quien ha sido uno de los jugadores más rentables en la historia de la liga estadounidense, estaría camino a recibir el galardón en su primera temporada como entrenador en la liga estadounidense, que dejaría un precedente histórico. El papel de Nowak es beneficioso porque la liga en sus afanes de expansión no debe seguir buscando entrenadores en las universidades, sino traer personas con experiencia en ligas profesionales y con verdaderos conocimientos de lo que es el fútbol en el mundo. Nowak es un buen ejemplo de que pueden mejorarse los banquillos, aún recurriendo a la cosecha de casa.

El polaco combina en sus dirigidos experiencia y juventud. En su cuadro destaca la presencia del experimentado boliviano, Jaime Moreno, que retorna apelando a su historia, buscando su cuarto título en la MLS, luego de
superar una época agria llena de lesiones y desilusiones.
Pero también otros jugadores destacan tal es el caso del juvenil Nanna Kuffour, el portero Nick Rimando, el defensor Ryan Nelsen, Alecko Eskandarian y el mismo Freddy Adu, que aunque no ha demostrado ser un fenómeno va en camino de ser un jugador valioso para la liga.

Por el lado de Kansas, Davy Arnaud, Josh Wolff, Diego Gutiérrez y Leo Burciaga podrían ser los pilares de un cuadro que pese a finalizar en primer lugar de su conferencia, nadie se imaginó que llegaría a la final.
Eso sin descontar la experiencia del técnico Bob Gansler.
Ya con las cartas sobre la mesa, solamente habrá que esperar si D.C. United o bien los Wizards consiguen alzar la Copa en el Home Depot Center. Con esto se irá un año de aciertos (CD Chivas USA y la construcción de más estadios), desaciertos (la llegada de jugadores como Andreas Herzog y su asesor Juergen Klinsmann), de sorpresas (Columbus y D.C. United), de decepciones (Galaxy y MetroStars), de esperanza (llegar a 20 equipos) y de precauciones (cuidar el Fair Play, pese al mal arbitraje).

El 2004 pende de 90 minutos, pero el 2005 podría ser el inicio de una historia de "fútbol", en un país que solamente creía en el "soccer".

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Angeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha laborado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones España y México. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer ni de sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).