Una fiesta única

En las últimas horas la MLS dio a conocer que el 30 de
julio, en la tradicional fiesta de la Liga, con la
celebración del Juego de Estrellas, se llevará a cabo
un encuentro internacional, entre los más destacados
en los Estados Unidos y el equipo inglés Fulham.

La presencia de las estrellas de la MLS es un
atractivo especial y único de este país, creemos sin
antecedentes en el mundo, donde se reúne lo más
destacado de la temporada para regocijo de los
aficionados que en un solo partido, ven a la totalidad
de sus ídolos, en un enfrentamiento, que dada sus
características, está rodeado de mucha técnica y
movimientos espectaculares.

El atractivo es doble en esta oportunidad, dado que
sumado a la posibilidad de ver en acción a los mejores
jugadores que militan en los equipos locales, se
agrega la llegada de un representante europeo, que
siempre es atracción, de manera especial, por tratarse
de un medio tan competitivo como lo es Inglaterra.

Pero más allá de la presencia de cualquier club del
mundo, con todo el respeto que esta situación nos
merece, en esta ocasión el 30 de julio, tendrá lugar
la décima celebración de la presencia de un fútbol
estable, diferente es cierto al de la mayoría de los
países, pero que se ha impuesto a nivel internacional
y va camino de estabilizar una competencia interna con
un formato propio y por demás atractivo.

La fiesta del 30 de julio, permite la unión de
técnicos, jugadores y dirigentes, en un evento muy
particular, donde el común denominador es el fútbol.
Este acto, algo insólito para el espíritu por demás
competitivo de casi la totalidad de las Ligas del
mundo, es algo propio, que debe mantenerse como un
símbolo de cómo se puede lograr un espíritu deportivo,
aunque en la cancha, se deje el alma el procura de la
victoria de los colores favoritos.

En esta ocasión la celebración debe ser doble. Al solo
hecho de festejar un año más de vida, con un gran
encuentro internacional, donde las figuras serán de
ambas conjuntos de atracción mundial, se agrega el
escenario de disputa, de los pocos estadios
construidos especialmente para el fútbol, orgullo de
la MLS y del deporte norteamericano todo.

El estadio Crew, en Columbus, Ohio, uno de los más
coquetos, funcional y cálido, donde el público está
cerca para alentar, no para molestar, es un ejemplo y
un símbolo del esfuerzo de quienes luchan con todas
sus fuerzas por implantar definitivamente el fútbol en
los Estados Unidos.

El nuevo año arranca con gran expectativa. Algunas
figuras de reconocida trayectoria internacional, se
han sumado a la larga lista de extranjeros que ya se
han ganado un lugar en la consideración del público
estadounidense. Esta es una temporada decisiva,
excepcional, donde la expansión pasó de ser una
aventura a una realidad que entusiasma a propios y
extraños.

La CONCACAF y la propia CONMEBOL ven cada vez con
mayor interés la presencia de los equipos
norteamericanos en sus competiciones. Si el nivel, tal
cual como se prevé en el 2005, se confirma, no
extrañaría nada que en el arranque del 2006, tengamos
clubes de la MLS, jugando con los más prestigiosos
equipos centro y sudamericanos. Y desde luego, que
sumándose a las Chivas USA, será cada vez mayor el
número de instituciones que verán con buenos ojos el
incursionar en el mercado del norte.

Muchas veces hemos reclamado cambios y hasta nos hemos
enojado, cuando creemos que el eco del más importante
sin duda, el aficionado, no está siendo contemplado.
Pero poco a poco la situación ha cambiado. Estamos muy
cerca de una evolución completa. Se está pensando en
equipos de reservas, divisiones inferiores y por allí,
surgen las posibilidades de una competencia
internacional, de la mano de la cual, seguramente,
llegará la continuidad de competición, tema a mi
entender fundamental para terminar de arrimar la gente
a los estadios.

La confirmación de la gran fiesta del 30 de julio, con
la realización del partido entre las Estrellas de la
MLS y el Fulham de Inglaterra, es otro hecho positivo,
confirmando que lo bueno se mantiene y los cambios se
seguirán realizando para mejorar.

Y otro hecho a tener en cuenta esta temporada. La
mayoría de los equipos de la Liga, vienen jugando
encuentros internacionales de importancia. Si bien han
estado sin competencia interna por algunos meses, el
hecho de jugar en el exterior, es posible que les
permita un ensamble diferente y que ya el 2 de abril,
fecha en que arranca la temporada interna, casi todos
puedan alcanzar un porcentaje de rendimiento, por
encima de lo visto en temporadas anteriores.

Y no será un año para perder puntos que pueden ser
irrecuperables y en el orden individual, todos los
jugadores, tanto oriundos como extranjeros, estarán
dispuestos a dar su mayor esfuerzo desde el vamos, con
el fin de asegurar un lugar en el gran acontecimiento
de mitad de temporada.

Robert Sierra, compartiendo la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).