Una apuesta que rechina de limpio

Antonio Cue y Doug Hamilton cruzan apuestas.

Photo Credit: 
WireImage.com

CARSON, Calif. (24 de mayo, 2005).- Será una apuesta limpia, inmaculada, húmeda y jabonosa aunque quién sabe si ecológica.
Antonio Cué había dicho el domingo por la noche que no había clima para cruzar apuestas con su rival de este sábado, el Galaxy de Los Ángeles. Era entendible, a Chivas USA le habían endilgado un 5-2 los Cuernos Largos de Dallas. Este martes cambió de opinión.

La apuesta cerró el círculo de requisitos. Fue entregada, recibida y aceptada.

La propuesta de Antonio Cué es que para lavar cara la derrota será necesario que el perdedor lave y deje inmaculado, el auto de su oponente. Esa fue la apuesta final que incluye, por supuesto, los mil dólares para la fundación infantil del equipo que gane.

De esta manera, si Chivas gana, Doug Hamilton deberá lavar el auto de Antonio Cué y así ocurrirá con otros involucrados. Por ejemplo, si Galaxy gana, Rigoberto Cervantez deberá dejar impecable, sin una patinada de mosca en la carrocería, el auto de Nick Ammazalorso y viceversa. O Witt Haskell debería dejar brillante el coche de Patrick Donelly.

Por lo pronto, la apuesta incluye diez autos a lavar entre institución e institución, por supuesto al gusto del vencedor.
Incluso, es posible que los atuendos pequeñísimos de las ChivaGirls deban ser cambiados por otros aún más diminutos si las monumentales porristas, de impresionantes carrocerías, como se pretende, se involucran en la apuesta.

La apuesta aún tiene que definir si el lavadero de autos tendrá lugar el lunes o martes, pero será al mediodía, justamente cuando el sol se deleite calcinando cerca de los 100 grados los pellejos de los angelinos.

Incluso se piensa que alguno de los jugadores de Chivas y otro del Galaxy intervengan en la apuesta.

Jugadores preparan el Súper Clásico

Por otra parte, Chivas USA trabajó el martes en dos grupos.

Uno de ellos, en el gimnasio y en proceso de rehabilitación, incluyó a Thiago Martins, Douglas Sequeira, Ryan Suárez y Ezra Hendrickson, seguidos de cerca por Thomas Rongen.

El resto hizo una sesión de más de dos horas en una de las canchas del Home Depot Center y en medio de un excelente humor, cargado de bromas, que parecía demostrar que el trago amargo del 5-2 fue ya digerido.

Lo que ayudó a mejorar el ánimo fue la confirmación de que Landon Donovan no jugará el sábado ante Chivas USA al encontrarse convocado por la selección nacional de Estados Unidos.

"Pero preferimos que juegue, queremos ganarle al Galaxy completito, para que no tengan excusas", dijo uno de los jugadores de Chivas USA quien pidió el anonimato para poder hablar en la cancha el sábado por la noche.

Rafael Ramos Villagrana es redactor del diario La Opinión de Los Ángeles, y colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).