Un partido con diferentes recetas

CARSON, Calif.- Llegó la cita. La semana se llenó de bravatas, retos, amenazas y advertencias. La semana se fue bautizada de rivalidad y animadversión.

Llegó la noche y el momento de poner en la cancha, durante 90 minutos, la pasión y la devoción de las palabras.

Chivas USA recibe al FC Dallas en el Home Depot Center. Más aún, la defensiva de Chivas USA con cinco goles recibidos en dos partidos, recibe a dos goleadores implacables, Carlos "Pescadito" Ruiz y Eddie Johnson.

Cierren las puertas y sálvese quien pueda. El coloquio de artillería verbal de la semana solo fue añadiendo expectación a un encuentro que lo tenía por sí solo por dos motivos:

1.- La mejoría de Chivas USA en el juego ante los terremotos de San José respecto al duelo inaugural con el D.C. United. El 3-3 de visitante reconfortó la herida abierta del 0-2 inicial y como local. El equipo rojiblanco mantuvo la escala de fútbol agresivo, grato y con un nivel de adrenalina que sacude a la tribuna.

2.- El otro factor es el "Pescado". Carlos Ruiz vuelve a la casa donde fue el bien amado de la afición hispana y entre la cual quedó el vacío, que aún creen muchos quedará también en el ataque del Galaxy, a pesar de la aparición de Landon Donovan con dos tantos en el juego anterior.

Así, jornada de reencuentros. La afición de Chivas USA regresa al Home Depot Center y los aficionados al goleador guatemalteco quieren verlo con otra camiseta, también rojiblanca, y especialmente lo quieren ver en el punto álgido de sus travesuras con un prodigioso jugador al lado como lo es Eddie Johnson.

Con su esquema atrevido, la escuadra de Thomas Rongen suele abrir insanas llanuras a sus espaldas y atacarla es menos complicado que con otros equipos que respetan en extremo la virginidad de su meta.

Habilidad, astucia y velocidad son los fundamentos que amparan el poder ofensivo de los arietes Ruiz y Johnson.

FC Dallas tiene solidez defensiva pero sufre de agruras cuando se enredan en los terrenos de control de la media cancha. El equipo puede partirse con frecuencia, al quedar un atolladero de sobriedad defensiva, pero aislado de sus hombres que requieren de espacios de maniobra.

Como sea, la apuesta esta hecha. Antonio Cué quiere cocinar ese pescado zarandeado que en la víspera limpió de escamas para el presidente de Dallas, Greg Elliott.

Si pierde, se encontrará con dos suculentas opciones texanas: el armadillo o la víbora de cascabel a las brasas. ¡Buen provecho para ambos!

También será una noche de homenajes. Por Chivas USA, Salvador "Chava" Reyes dará la patada inicial. Reyes es un jugador símbolo del Chivas mexicano e ícono del Guadalajara Campeonísimo.

Por Dallas, Carlos Ruiz recibirá el sentimiento de nostalgia y afecto a través de seguidores y amigos guatemaltecos que le entregarán una placa.

Rafael Ramos Villagrana es redactor del diario La Opinión de Los Ángeles, y colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).