Un nuevo penalti derrota a Chivas USA

La maldición de los penaltis sigue a Chivas USA. La noche del miércoles, ante el Galaxy, fue de nuevo la sentencia de la derrota ante más de 80 mil aficionados en el Memorial Coliseum.

1-0 el marcador y una victoria galáctica que es opacada por una decisión del silbante Abbey Okulaja. Ocurrió al minuto 83, pase a fondo sobre Landon Donovan quien está en evidente fuera de lugar, pero el juez deja seguir la jugada ante las protesta de la defensiva rojiblanca.

Donovan encara a Guzan, lo amaga, lo esquiva y el arquero rojiblanco lo derriba. Falta. Penalti. Amarilla para el portero de Chivas USA que en realidad debía ser roja. Donovan cobra impecable. 1-0. Historia escrita.

Quinto Clásico (cuarto en la liga MLS y otro en la Copa Abierta) para los galácticos y enésima derrota del Rebaño por errores arbitrales.

Tensión

Iniciaron nerviosos. Cómo no. Si para casi todos era un escenario impresionante.

Más de 80 mil aficionados en la tribuna. Si acaso uno de ellos sabe lo que es jugar en esas condiciones, Ramón Ramírez.
Para el resto era debutar en el asombro.

Ramón, veterano en estadios llenos, en pasiones desatadas a favor y en contra, se mueve como pez en el agua y pretende que el cardumen se mueva igual.

No es fácil. Incluso el Galaxy con finales de la MLS a cuestas, corretea en el azoro. Algunos revisan el horizonte, llenándose de la incredulidad de estar en casa, pero lejos de ella.

El primer tiempo se escurre bajo los rasgos de estos Clásicos de reciente fabricación: fuerza, nerviosismo, rabia incluso, desesperación y en el caso de Chivas USA ese afán de poder meterle una bofetada a su adversario en la MLS.

Un disparo de Chris Albright y una amonestación para él mismo se destacan en el proceso de la primera mitad.

Por Chivas se sustenta el dominio evidente en la cancha, el manejo de pelota, pero no alcanza a completar las jugadas en la red. Porque es evidente el nerviosismo.

Para los 22, porque la defensa es a ultranza, no por esquema, sino por devoción de los mismos jugadores.

Así, la primera mitad concluye sin sacudir el 0-0, porque aún, todavía, el esfuerzo no logra reflejar premios en la pizarra.

Sin pausa

Chivas se metió en la pelea. A mantenerse encima de un Galaxy que sacaba servicio de su oficio en la cancha para controlar los impulsos rojiblancos.

Galaxy planeó el asalto con base en el contragolpe y entrega la estafeta de conductor a un fresco y recién ingresado Landon Donovan.

Y al minuto 53 casi firma en la red.

Cobi Jones envía a profundidad a Hérculez Gómez quien conduce, profundiza y sirve al área, donde llega solo, desmarcado, en posición franca de gol el mismo Cobi, pero su disparo se estrella en la cobertura oportuna de Brad Guzan.

Respiro rojiblanco. Suspiro galáctico.

Queda claro que no hay reposo. Ni en las bancas porque todos los suplentes calientan a ritmo acelerado y porque los entrenadores se desgañitan aún sabiendo que su voz se muere como mosca bajo el diluvio de sonidos que bajan de la tribuna.

El 0-0 empieza a desesperar a todos. A la tribuna ansiosa de un festejo, de la visita imprescindible del gol, especialmente si se compadece de las huestes rojiblancas que esperan que este, el quinto clásico sea el bueno para ellos y el malo para el Galaxy.

Mientras Chivas USA arrincona al rival, el Galaxy se despereza a contraataques. Los organiza de manera brillante, pero los finaliza de manera opaca. Cobi Jones penetra al área y su disparo sale apenas a la derecha de Guzan, mientras que el "Pando" Ramírez confirma su habilidad en la penetración pero ratifica como un deshabilitado para concretar al entregar el balón a las manos de Guzan con un disparo débil.

La mejor respuesta del Rebaño llega a los 73, con un disparo potente de Orlando Pérez que es desviado a tiro de esquina en espectacular lance por Kevin Hartman. El "Gato" tenía intactas sus nueve vidas.

El 0-0 muere de infamia. Al 83 llega el fuera de lugar de Donovan, la falta de Guzan, el cobro y la firma: Chivas USA 0-1 Galaxy. La afición castiga al silbante con estruendosa rechifla, pero el veredicto queda escrito.

Rafael Ramos Villagrana es redactor del diario La Opinión de Los Ángeles, y colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.

Los Ángeles Galaxy (9-8-5) vs. Chivas USA (3-16-3)

10 de agosto, 2005 -- Los Ángeles Memorial Coliseum

Goles:

LA -- Landon Donovan 7 (penal) 83

Los Ángeles Galaxy -- Kevin Hartman, Troy Roberts (Ednaldo da Conceiçao 66), Pablo Chinchilla, Michael Umaña, Todd Dunivant, Chris Albright, Guillermo Ramírez, Peter Vagenas, Cobi Jones, Herculez Gomez (Jovan Kirovski 79), Joseph Ngwenya (Landon Donovan 46).
No Jugaron: Steve Cronin, Ugo Ihemelu.

TIROS: 17 (Guillermo Ramírez 5); TIROS A PUERTA: 7 (Landon Donovan 2, Herculez Gómez 2); FALTAS: 14 (5 empatados con 2); FUERAS DE JUEGO: 2 (Guillermo Ramírez 1, Troy Roberts 1); SAQUES DE ESQUINA: 3 (3 empatados con 1); PARADAS: 3 (Kevin Hartman 3)

Chivas USA -- Brad Guzan, Jesús Ochoa (Milton Blanco 88), Ezra Hendrickson (Alfonso Loera 46), Douglas Sequeira, Armando Begines, Thiago Martins (Héctor Cuadros 46), Ramón Ramírez, Orlando Pérez, Arturo Torres, Isaac Romo, Antonio Martínez.
No Jugaron: Javier Barragán, Christian Jiménez, Aarón López, Rodrigo López, Francisco Mendoza, Mike Muñoz.

TIROS: 8 (Orlando Pérez 2); TIROS A PUERTA: 3 (3 empatados con 1); FALTAS: 20 (Armando Begines 4, Arturo Torres 4); FUERAS DE JUEGO: 1 (Antonio Martínez 1); SAQUES DE ESQUINA: 1 (Ramón Ramírez 1); PARADAS: 6 (Brad Guzan 5)

Amonestaciones:

LA -- Chris Albright (caution; Dissent) 32

CHV -- Douglas Sequeira (caution; Reckless Foul) 43

LA -- Herculez Gomez (caution; Reckless Foul) 64

CHV -- Arturo Torres (caution; Reckless Foul) 68

CHV -- Brad Guzan (caution; Professional Foul) 82

Árbitro: Abiodun Okulaja

Asistentes: -George Gansner; David Bragg

Cuarto Oficial: Jair Marrufo

Asistencia: 88.816

Las estadísticas de esta ficha no son oficiales


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).