Un julio de locura

Una Copa que se beberá en toda la nación, un juego de Estrellas que ahora tendría un visitante inglés, y por si fuera poco, ahora la aristocracia hecha
fútbol - el Real Madrid- ha decidido hacer la premier de su película en Los Ángeles.

Muchos factores para pensar en la locura que significará el mes de julio en materia futbolística, y con el agregado que significa que esta será la temporada de la MLS más vista de la historia.

Primero, el máximo certamen del área se extenderá a todo el territorio estadounidense, incluyendo las inéditas plazas de Seattle y Houston, con México y Estados Unidos como los favoritos para alzarse con el título.

Ahí, el reto será saber si nuevamente será el cuadro azteca la plataforma económica que soporte el engranaje de la Copa de Oro, o si el torneo en sí, empieza a ganar un poco de afición entre las distintas comunidades de los
Estados Unidos. Habrá fútbol y equipos para todos los gustos.

No obstante, dentro de este torneo también vendrá el golpazo lógico al torneo de liga de la MLS, y algunos cuadros como el Galaxy se verán desarmados por las distintas convocatorias de sus jugadores a las
distintas selecciones.

Ahí, los cuadros que no cuentan con muchos jugadores internacionales podrían tener un alivio de unas tres semanas que deberían aprovechar para no perderle huella a los equipos líderes de ambas conferencias.

También habrá que ver si tanto torneo en poco espacio de tiempo no termina hipotecando alguna de las actividades que se han planificado.

Luego el duelo con el club inglés Fulham serviría para que se rompa nuevamente el formato de lucha entre conferencias, en el Juego de las Estrellas que ahora tendrá a la ciudad de Columbus Ohio, como su sede.

Ya con el éxito que significó la presencia del club mexicano Chivas de Guadalajara en la edición 2003 celebrada en Los Ángeles, hace pensar que una nueva confrontación ante un combinado ajeno a la liga traería buenos dividendos.

Siendo Ohio una plaza más europea que latina, la presencia del cuadro inglés debería tener un buen desenlace.

Como siempre, y viendo las primeras jornadas del torneo, todo hace pensar que jugadores como Landon Donovan, Amado Guevara, Carlos Ruiz, Taylor Twellman y Cobi Jones podrían volver a participar del evento, ya que garantizarían un buen espectáculo. Entre los jugadores que podrían tener su primera participación en este tipo de juegos estarían Héctor Cuadros, Guillermo Ramírez e incluso Eddie Johnson.

Pero la lista de invitados sigue en ascenso. Como si fuera poco a todo este festín de actividad futbolística, también habría que agregar que el Real Madrid ha decidido que quiere hacer la premier de su primera película (en la
que relata su historia), en el ambiente "hollywoodesco" de Los Ángeles, y de paso jugaría dos partidos en las ciudades de Seattle y la misma urbe angelina.

Quizá el único gran inconveniente para la prmera expedición del cuadro merengue por plazas emeleseras sería encontrar una fecha y un rival apropiado.

El Real Madrid de Ronaldo, Zidane, Beckham, Owen y quizá Robinho ha sido el sueño de toda la cúpula de
la MLS, que incluso el año anterior estuvo cortejando un juego ante el equipo blanco por mucho tiempo, hasta que los malos resultados de la institución sobre el final de la liga española descartaron cualquier posibilidad.

En la que se denomina la "Década de las Estrellas" la liga
estadounidense podría redondear una temporada de ensueño, y quizá con los mejores antecedentes de toda la historia de esta organización.

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Ángeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha trabajado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones de España y México. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o de sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).