Todos conformes con el empate

No fue un gran partido, pero en líneas generales se
mejoró con relación al último encuentro jugado en la
altura de la ciudad de Denver ante Colorado.
MetroStars, especialmente en el primer tiempo del
encuentro, procuró volver al libreto original, trató
de salir jugando con pelota dominada y la última
línea, pese a seguir dando algunas ventajas por el
sector derecho, fue bastante cerca de la mitad del
terreno. Los volantes combinaron en forma bastante
acertada y más allá de la centralización absoluta del
fútbol de los últimos tiempos, quedaba la sensación
que después de la apertura del marcador, conseguida
luego que el portero Bush no pudiera retener un gran
remate de Amado Guevara y que Wolyniec transformara en
el primer gol del encuentro, los dirigidos por Bob
Bradley, encontrarían la llave para abrir una defensa
muy firme del equipo visitante.

Sabíamos que Columbus no sería un rival fácil. Su
impresionante racha de 10 partidos sin conocer la
derrota, está avalando una gran campaña. No es
casualidad lograr tres victorias y siete empates en
forma consecutiva y poco a poco, lo que pareció ser un
fútbol cauteloso del sector medio, se fue afirmando,
utilizando magníficamente los espacios, con jugadores,
que sin ser grandes talentos, se aplican perfectamente
a la función que cada uno debe cumplir dentro del
campo de juego.

Columbus crecía poco a poco y MetroStars, complicado
con la lesión de Joselito Vaca, que recibió un
tremendo golpe de parte de Kyle Martino, comenzó a
perder el balón en el medio juego, donde Magee no
repetía, Brenes sólo tenía esporádicas apariciones,
Gaven sobre la derecha no era lo mismo que en la
izquierda y Guevara se veía muy solo para poder
organizar el sector. Arriba, los esfuerzos
individuales de Glen y Wolyniec, pese a disponer de un
par de situaciones favorables en los primeros cuarenta
y cinco minutos, no pudieron concretar y hasta ese
momento lo lógico era la igualdad, conseguida por Ross
Paule de tiro penal, falta que le cometieran a Martino
y que cobrara bien el árbitro Marrufo, de discreta
gestión.

En la segunda parte Columbus trabajó mejor, por
momentos adelantó sus líneas, cada vez empujaba más
Frankie Hejduk subiendo con gran velocidad por el
sector derecho y arriba tanto Buddle como Martino
comenzaban a aparecer en forma más frecuente.

Por fortuna varias situaciones difíciles para el arco
local no trajeron consecuencias graves. La fortuna de
MetroStars o la mala definición de Columbus
contribuyeron para mantener una paridad que pese a un
gran esfuerzo sobre el final, tampoco pudo romper el
dueño de casa. Las variantes en ambos tampoco
contribuyen a mejorar ni marcaron diferencia. Ingresó
Cunningham y dio mayor movilidad a la ofensiva de la
visita, pero ni Testo que pasó a actuar por derecha en
los últimos minutos, ni Szetela, que la sacó barata
con una amarilla al colocar la pierna en forma muy
peligrosa contra Amado Guevara, fueron importantes.

Por el lado del equipo de Bob Bradley, saltaron a la
gramilla Fabián Taylor, quien se reiteró en jugadas
individuales sin consecuencia y Sergio Galván, que
volvió a intentar poner el toque de distinción, pero
no encontró eco en sus compañeros y tampoco pudo
gravitar. La expulsión de Amado Guevara sobre el
final, reaccionando ante la mala intención de Danny
Szetela, le impedirá estar presente en el próximo
compromiso, aunque por fortuna, salió ileso de esa
jugada.

El empate fue justo, los méritos equilibrados,
MetroStars quiso siempre, pero aunque mejoró mucho con
relación al rendimiento de los últimos encuentros, no
alcanzó para ser victoria. Columbus, pareció que tenía
argumentos para más, pero se conformó demasiado pronto
con la igualdad, con el buen rendimiento de los
defensas, fundamentalmente de Robin Fraser, la
incasable labor de Ross Paul y Simon Elliot en medio
juego y de manera especial de Hejduk, para ser siempre
el factor sorpresivo. En esta oportunidad le faltó la
definición, pero mantuvo el invicto de diez
encuentros.

MetroStars sigue primero, su fútbol parece encontrar
otra vez la buena senda y el próximo sábado en Kansas
City, volverá a rendir examen. Un resultado favorable,
lo puede poner a cubierto en la punta, sobre todo
pensando que Columbus deberá jugar en su cancha, pero
nada menos que ante el Galaxy de Los Angeles.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).