Sierra: Una falsa actuación

MetroStars es un equipo joven. Todos los saben y aunque cueste justificar una actuación muy floja, lejos del rendimiento habitual, esa es una de las
explicaciones. Le ha sido muy difícil al entrenador Bob Bradley mantener la continuidad del fútbol desplegado por su equipo, agravado por el hecho de
tener que realizar de continuo modificaciones, en función de las ausencias por lesiones, suspensiones o por tener que integrarse algunos jugadores a sus respectivas selecciones nacionales.

Contra Dallas no se jugó bien y lo que en principio fue un respeto ilimitado del rival, se fue perdiendo hasta terminar justificando plenamente la victoria alcanzada por dos tantos contra cero. El visitante fue creciendo con el transcurso de los minutos, distribuyó magníficamente el balón, tocó y tocó sin desesperarse y cuando pudo, sorprendió, sobre todo en el segundo
tiempo, con algunos contragolpes que pudieron hacer aún más amplias las cifras.

Perder siempre duele y en este caso más aún, sabedores que MetroStars cuenta con fútbol y sobre todos con un plantel de superiores condiciones a Dallas, pero partidos son partidos y en el jugado el sábado por la noche, los representantes de la Conferencia del Oeste, funcionando en bloque, con una entrega estupenda en actitud y en fútbol, lograron dos magníficos goles y
se llevaron del Estadio de los Gigantes, tres puntos que no estaban en los cálculos previos.

El equipo de Bob Bradley jugó muy debajo de sus posibilidades, olvidando por completo la propuesta de fútbol prolijo, con pelota bien dominada a ras del
suelo, con sorpresa por momentos, achicando el terreno y sobre todo con tres, cuatro o cinco figuras capaces con su sola presencia de volcar la balanza a su favor.

MetroStars perdió la punta de la Conferencia, pero su ubicación en la tabla no es lo que preocupa, ya que un par de actuaciones normales, lo pondrán nuevamente al tope de las posiciones. Pero deberá jugar mucho mejor en función de equipo. Dallas que utilizó mejor los espacios, desnudó problemas defensivos graves y además la pelota pasó, generalmente por encima de los
volantes de los defensas hacia los delanteros netos. Se perdió el contacto del balón con los creadores. Guevara, que trató de ser el hombre clave, estuvo lejos de su mejor fútbol, primero jugando delante de los cuatro últimos hombres y luego un poco más adelantado, pero sin lograr ser el enlace entre defensa y mediocampo, ni el lanzador ideal para Wolyniec y Galván, que no lograron tampoco inquietar a la ordenada defensa visitante. Lisi se fue poco a poco perdiendo ante la superioridad numérica que generaba
Dallas y a Gaven, no le llegó nunca el balón. Las pocas oportunidades que logró entrar en contacto con la pelota, en general, intentó la personal y perdió ante la marca escalonada del rival. Quedó en pie en buen desempeño de Joselito Vaca, lejos el mejor, poniendo el equipo sobre sus hombros, aunque fallando en el puntillazo final.

Las variantes intentadas por Bradley tampoco dieron resultado. Taylor muy individual y Magee superado fisicamente. Dallas ganó y justificó su imposición, pero más que su triunfo, perdió el dueño de casa, que tuvo una noche falsa de acuerdo a la realidad que muestra en esta temporada el conjunto gótico.

El próximo sábado frente a San Jose será una buena chance para demostrar las magníficas condiciones de cada uno y fundamentalmente que hay talento para
solucionar en forma rápida, los problemas que llevaron a caer en forma tan sorpresiva. Estamos seguros que así será.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).