Se fue el General

Falta menos de un mes para que inicie la Liga de Fútbol en Estados Unidos, ya se juega la octava fecha de México, Argentina camina por su cuarta jornada, Colombia vive su sexta fecha, Europa entra en la recta final con torneos diferentes no solo por calendario sino por tradición y calidad, pero lo curioso y triste del caso es que en la última semana el fútbol perdió a uno de sus más notables símbolos y esto parece que como producto de esta vorágine mediática solo fue una noticia más con obituario incluido: Murió Michels en Bélgica a los 77 años.

Quizá muchos no sepan que existió un hombre que se llamó Marinus Hendrikus Jacobus Michels y que el planeta conoció mejor como Rinus Michels y que dejó la bobadita de dos herencias como el Presing y el Fútbol Total. Rinus Michels quizá en su momento fue el más grande entrenador del mundo y basta recordar que la FIFA lo eligió en 1999 como el mejor técnico del siglo XX. Fue el creador del fútbol total y lo implementó casi a la perfección en el Mundial de Alemania 74 cuando su equipo encabezado por Johan Cruiff llegó hasta la final frente a los teutones en el estadio de Munich.

Muchos lo llamaron el General por su autoritaria manera de dirigir y porque era muy claro en lo que pretendía de cada jugador. Al final quien no obedecía sentía los rigores del General. Hoy lo recuerdan con dolor por su ausencia hombres tan legendarios como el mismo Cruiff o el ahora técnico de Holanda Marco Van Vasten.

Fue un visionario y leyó el fútbol desde muy temprano con proyección al futuro. Hace treinta años cuando aun se vivía de la lírica que nos dejó en la retina la selección brasileña del 70, Michels se atrevió a romper los esquemas y callado desde su cuartel holandés montó todo un laboratorio científico para el fútbol que su selección mostraría en el próximo mundial de Alemania 74. Fue la famosa Naranja Mecánica del fútbol total que nos recordaba lo loca idea cinematográfica de Kubric por la misma época.

La perfección del fútbol apareció con el talento de Cruiff y la disciplina táctica de un equipo que de once parecían veinte por la particular manera y velocidad que todos pasaban al ataque o todos regresaban a la marca en zona defensiva. El descubrimiento fue físico y ahí se cambiaron los moldes del futbolista por los moldes del atleta. Michels nos enseño a priorizar lo físico para encontrar respuesta táctica y cambió el orden establecido que hasta ese momento lo encabezaba la técnica individual.

Creo que los líricos no lo deben querer bien a Michels, pero el General abrió la puerta de la polémica entre la condición técnica y la preparación física. Solo que él tuvo una enorme virtud que nadie le puede ahora negar y es que siempre fue un ganador, pero jamás renuncio con su fútbol al espectáculo. Por eso fue grande. Porque logró equipos ganadores que enamoraron a la afición y de él nació no solo la nueva Holanda del fútbol, sino las herencias ganadoras del Ajax y la gran imagen moderna de un equipo como el Barcelona que aun siente con Cruiff en la sombra y con Rijkaard en el banco la influencia tulipán del más grande técnico de todos los tiempos.

Que siga el fútbol, no importa donde, pero que ojalá los legados de Michels hoy siguieran dando la vuelta al Mundo.

Ricardo Mayorga, es el primer comentarista de las cadenas Univision y Telefutura en Estados Unidos además de periodista sindicado de radio y columnista de periódicos como Triunfo en Atlanta, El Tiempo Latino de Washington y HOY en Nueva York, Chicago y Los Ángeles.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).