Sampson tiene un compromiso

La expansión ya tuvo su primer fruto o su primera víctima, cada uno podrá verlo como quiera. El Galaxy optó por mover la silla del técnico Sigi Schmid sobre la recta final de la temporada, aún con el argumento a su favor de tener el liderato de la liga, acusado en su precaución de convencer a la afición local de que pueden ofrecer un buen producto futbolístico.

Por ahí dicen que la competencia es el remedio a la incompetencia, y estas frases no dejan de tener lógica en una sociedad cambiante.

Ya como inquilinos del Home Depot Center en el 2005, Chivas USA ya lanzó una ambiciosa propuesta, que aún sin jugar les podría traer dividendos, y los galácticos saben que ahora la rivalidad se ha iniciado dentro y fuera del terreno de juego.

En el papel los angelinos no necesitaban un cambio tan repentino, ya que aún son líderes del torneo, pero en lo futbolístico un nuevo aire era algo más que una obligación. Al relevo llegó el experimentado Steve Sampson, un entrenador que aún tenía como asignatura pendiente dirigir en la MLS, precisamente una liga que pedía a gritos un entrenador con sus características.

Con experiencia en una Copa del Mundo, una Copa América y eliminatorias mundialistas, Sampson sería en estos momentos el técnico con mejor cartel en la liga, aunque aún debe rubricar su palmarés con resultados y sobre todo un nivel de juego que agrade.

Sampson es un técnico con carisma que puede ofrecer un atractivo tanto para la afición latina como para la anglosajona. Su discurso ha sido sano y sincero. Sabe que debe trabajar por ganarse a la afición de la ciudad más latina de Estados Unidos. Pero esto ha hecho más grande aún su compromiso: ganar y agradar.

Esto en una liga donde lo que más hace falta es técnicos y árbitros. Con la excepción de Bob Bradley aún no se visualizaba un técnico en la liga con características reales de un entrenador. Hay algunos que incluso los premian con otro contrato por quedar últimos. Ya sabe que en una liga joven, la idea es crecer juntos (jugadores, directivos, entrenadores y árbitros), pero parte del crecimiento está en la exigencia y de interpretarse el fútbol tal como es.

El reportero de un diario anglosajón de Pasadena afirmaba que Sigi Schmid no era bien recibido por la prensa hispana porque sus miembros (me incluyo) necesitaban traducción para sus entrevistas y que era el técnico con los mejores números en la historia del equipo. Lo de las estadísticas no se puede negar, pero también el fútbol es más que una ecuación para salir sin números rojos, debe tomarse en cuenta que hay un aficionado que paga un boleto para ver un espectáculo y se le debe cumplir.

Sampson se ha comprometido a hacerlo y parece contar con el material humano necesario para lograr su objetivo. Es muy temprano para hablar de una revolución futbolera, pero borrar el saldo anterior para abrir una cuenta de cero le vendrá bien al Galaxy.

Los jugadores saben que deben iniciar una nueva historia para ganarse el puesto y que tienen el antecedente de una afición desencantada y que ahora podría tener la decisión de escoger entre los angelinos o la versión emelesera del "Rebaño Sagrado".

La Expansión 2005 es un fenómeno que ya está provocando movimientos. Qué bueno por la MLS y el balompié. El futbol es alegría, pasión y sobre todo matices que representan los rostros de una comunidad.

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Angeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha laborado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones España y México. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer ni de sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).