Sampson, el resucitador

El Galaxy ha tenido un mérito doble en el inicio de actual torneo.

Primero, que supo reponerse luego de un desastroso debut ante Columbus Crew, para convertirse en tres jornadas en el equipo a vencer en esta temporada. Segundo, que su técnico Steve Sampson ha propiciado resurreciones en la carrera de jugadores que parecía poco tendrían que hacer esta
temporada.

El ex seleccionador de Estados Unidos en el Mundial de 1998 ha conseguido impregnar de una filosofía ofensiva y ganadora a un grupo que en los dos últimos torneos había padecido de haraganería.

Las sorpresas son variadas, pero igual de importantes. Algunos muy conocidos y otros que se están abriendo paso en base a sus propias condiciones futbolísticas.

En este renglón debe hablarse del defensor central, Ugo Ihemelu. De origen nigeriano, el ex jugador de la Universidad Metodista de Dallas, ha conseguido constituirse en el mejor central del Galaxy en los últimos tres
años. El complemento de un inspirado Tyrone Marshall hace que su papel tenga más repercusión y proyección.

Ya el relator oficial del Galaxy, Troy Santiago, encontró el adjetivo apropiado para resumir las virtudes de Ihemelu, al llamarlo el "Lagarto" del área.

"Que bien que me llamen así, porque los lagartos son feroces, y yo soy así dentro del área", comentó recientemente el zaguero, que así hace público que su espíritu es incansable.

Pero quizá el mérito más grande de Sampson es haber rescatado a Peter Vagenas, quien pasó de ser "míster pass back" a ser un jugador polifuncional que además de defender también sabe definir. Sus goles ante Chivas USA y FC
Dallas le ponen además otra etiqueta.

Según Sampson, Peter estaba "ubicado anteriormente en funciones netamente defensivas, pero que ahora lo he colocado de tres cuartos de cancha para arriba donde pesa, interrumpiendo el juego del rival, y llegando con
facilidad al área".

"A un jugador se le resucita con confianza", fue una frase que resume las causas por las que un elemento como Vagenas está siendo uno de los jugadores más regulares del torneo. Incluso, el gafete de capitán ha terminado de resucitar al jugador que estaba apagado dentro de Peter.

Y viendo un poco más, incluso este año Cobi Jones está viviendo una especie de segunda juventud, cuando lo más lógico era que iniciara la fase descediente en su carrera.

El delantero de los pelos risados es uno de los elementos con más llegada al área rival dentro de la liga. Pero aunque la veteranía de este jugador puede comprobar sus méritos por sí solo, también Sampson tiene parte
del mérito en este resurgimiento.

Jones fue beneficiado con el apoyo de un cuerpo técnico para recuperarse de las lesiones que lo perjudicaron durante toda la anterior temporada.

Antes de iniciar el torneo Sampson habló de mística, de matemáticas, de espíritu y la actitud del equipo puede dar fe que la misión del técnico va por un buen camino. Al finalizar el certamen, el único discurso que podría premiar a este plantel sería el título.

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Ángeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha trabajado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones de España y México. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o de sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).