Salinas: Hacia la final mexicana

omar bravo

Photo Credit: 
Michael Caulfield/WireImage.com

Nos vemos en la Final

Sólo cuatro sobreviven en la Liguilla, y aunque mucho hubiéramos deseado que fueran los "grandes," es decir, Cruz Azul, Pumas, Chivas y América, el equipo de Rafael Lebrija demostró de qué está hecho y en dos partidos logró dejar unas Águilas sin alas.

Lo que va de este año no ha tratado nada bien a los americanistas ni a su afición, y en seis meses se quedaron sin Copa Libertadores, sin Clausura 2004 y, al parecer, lo único con lo que sí se quedan es con Leo Beenhakker y con el presidente Javier Pérez Teuffer, a pesar de que existió el rumor de que salían.

Los ausentes en el partido de Vuelta pesaron en el Azteca; la falta de 105 mil aficionados por el castigo impuesto por la Federación Mexicana de Fútbol después de los acontecimientos en el partido de la Libertadores contra el São Caetano; Navia, Oviedo y Rojas se vio reflejada en un partido que los propios seguidores de las Águilas han calificado como el peor del torneo.

Sin embargo, otros -como los Celestes, que a pesar de que a mediados del torneo tenían un futuro muy incierto, se quedaron sin el técnico Enrique Meza y lograron obtener la peor racha de sus 40 años de existencia, finalmente lograron lo que nadie creía, pasar a Semifinales, no sin antes eliminar al Campeón Pachuca y al superlíder Jaguares.

Pero el futuro inmediato del Cruz Azul no se ve nada fácil. El jueves se enfrentarán con el equipo que tiene la mejor defensiva del torneo, los Pumas, quienes esta vez no quieren dejar ir el campeonato y los celestes tendrán que jugarse su pase sin una pieza clave, César Delgado, que por ser seleccionado de Marcelo Bielsa no podrá estar en Semifinales.

En cuanto a las Chivas y al Toluca, el súper favorito es el Rebaño Sagrado, pero yo prefiero callar. En este torneo ha habido demasiadas sorpresas como para arriesgarme a decir que a las Chivas les restan todavía cuatro partidos por disputar.

Por fin pondrá orden

Después de ver la estrepitosa caída del Real Madrid, era de esperarse que alguien pusiera orden entre los merengues. Al parecer, el nuevo técnico Camacho lo quiere intentar y por lo pronto ya ha impuesto ciertas reglas que en lo personal no se me hacen nada del otro mundo, ya que en los equipos mexicanos así se acostumbra.

Por mencionar algunas, dijo que una noche antes del partido habrá concentración absoluta; después de partidos perdidos sí habrá entrenamiento sin pretexto y si los jugadores tienen compromisos, como hacer comerciales, tendrán que buscar otro horario. Finalmente, mencionó que los días de descanso son de descanso, no para que los jugadores anden paseándose por toda Europa visitando bares nocturnos.

Pero me pregunto, ¿si éstas son las nuevas reglas, cuáles eran las de antes?

Maria del Mar Salinas es actualmente reportera de fútbol para el Diario Deportivo RÉCORD de México. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de Major League Soccer ni de sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).