Paso a paso

Hace relativamente poco tiempo en la Argentina el "mostaza" Merlo siendo entonces técnico de un Racing que no ganaba un título en treinta años nos legó una frase que encaja perfectamente en el mundo actual del fútbol: 'Pasito a pasito'. Nada más real esta frase que la realidad viviente hoy del fútbol para no perder la perspectiva real de cada acontecimiento.

No hay duda de que el resultado alcanzado por México en la Copa Confederaciones que se celebra en Alemania tiene una trascendencia enorme, porque es sin duda el resultado más importante de su historia futbolística por el rival al que se le ganó, por los jugadores que enfrentó, por el Torneo que juega y por la calificación futbolística alcanzada en dicho partido no solo por el colectivo de Lavolpe, sino en la revisión individual del conjunto mexicano.

Pero lo que no se puede perder de vista es la realidad global. Se le ganó a Brasil, pero eso no quiere decir que el fútbol mexicano de un día para otro paso a ser superior al fútbol brasileño. No, cada partido es diferente y en este último México demostró que durante esos noventa minutos fue superior a su rival. ¿Por qué? Porque se vio mejor preparado físicamente, porque su cuerpo técnico leyó muy bien el cotejo y porque se modificó en el momento justo para no entregarle reacción a un rival muy grande que en cualquier momento puede revertir un marcador.

Pero el paso a paso de México debe haber empezado ya para su siguiente duelo de estas horas ante Grecia y porque se avecinan dos duelos muy complicados también con rivales de alto vuelo. Uno a uno sin apresuramientos el Tri debe ser cauto en sus estilos para no derrumbar como en la Copa América el castillo de naipes que se construyó después del también resonante triunfo sobre Argentina.

México cuenta con un colectivo bien armado y aquí el mérito de ello pasa sin duda por su entrenador que supo seleccionar el conjunto para viajar a Alemania en medio de una crisis interna que parece siempre quiere torpedear los buenos resultados del técnico, mas no del fútbol mexicano. Tiene muchos enemigos internos Lavolpe que parece digitan muy hábilmente sus fichas para que el damnificado sea el estratega argentino.

Hoy Lavolpe puede sonreir en la distancia por su triunfo ante Brasil, pero debe ser una sonrisa temporal ya que el Torneo aun no termina y su compromiso, como el de México, esta con los títulos y no con los resultados de cada partido. México ya se ha ganado un merecido lugar en la élite del fútbol. Pero para corroborar esa posición debe ganar algo grande que se salga de la limitada futbolísticamente parroquia de la CONCACAF en donde solo existe un rival de vuelo en los Estados Unidos. Los demás esta un par de peldaños por abajo con el respeto que merecen en el área selecciones como Costa Rica y Honduras.

México le ganó bien a Brasil, pero paso a paso debe construir su realidad con un trofeo que de verdad certifique su grandeza. ¿Porqué no ahora en Alemania?

Ricardo Mayorga, ha sido comentarista por doce años de Telemundo, Univision y Telefutura en Estados Unidos además de periodista sindicado de radio y columnista de periódicos como Triunfo en Atlanta, El Tiempo Latino de Washington y HOY en Nueva York, Chicago y Los Ángeles.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).