Paridad que da emoción al final

El final de la temporada 2005 ya está a la vuelta de
la esquina. Un año importante en muchísimos aspectos.
El décimo año de la MLS contó nuevamente con doce
equipos y más allá del previsible desempeño de los que
recién inician su campaña, las dos franquicias han
respondido con entusiasmo y en algunos momentos
también, con buen fútbol.

Quizás con un perfil mucho más bajo que su similar de
expansión, con los pies sobre la tierra y con una
fantástica administración, el Real Salt Lake, superó
la expectativa y fomentó una base que creemos será de
gran trascendencia para los años que vendrán. El
público de Salt Lake City se sumó al esfuerzo y ha
respondido en buena medida, lo que lleva a pensar que
de futuro, el equipo será todo un éxito. Es posible
que en el plano deportivo aún le falte y es muy
factible también que a la hora de demostrar sus
condiciones, algunos jugadores claves no estuvieron
todavía a la altura de las circunstancias, pero su
balance general es realmente muy favorable.

Las Chivas mientras tanto, de la mano de una política
de dirigentes que están acostumbrados a crear la
mercadotecnia hablando más que jugando, subestimaron
el nivel de la MLS y pagaron tan caro su error que
están a punto de quedar fuera de los playoffs, algo
que en el inicio del torneo, pocos consideraban
posible. En un desesperado esfuerzo, llegan, aunque
aún no juegan, Francisco Palencia, Héctor Castro y
Juan Pablo García, cuyo debut se espera se produzca el
22 de agosto ante MetroStars en Nueva York, mientras
que parece estar más cerca de saltar al terreno de
juego el 'Loquito' Rodríguez. Todos son buenos
jugadores, pero no magos y el tiempo que les queda
para revertir una situación muy difícil, se está
acabando.

En una opinión muy personal, los temas más
trascendentes del final de temporada, pasan en primer
lugar por la aparición de nuevos escenarios de juego.
Los estadios quedan y están más allá de cualquier
resultado. Serán la base del futuro y parte grande del
desarrollo del fútbol en los Estados Unidos. En ese
aspecto, haber inaugurado FC Dallas su propio reducto,
es algo muy importante, que va una vez más, de la mano
del esfuerzo grande de un dirigente notable como el
Sr. Lamar Hunt, que no solo se preocupó del principal
escenario, sino que están previstas varias canchas
auxiliares, donde los jóvenes de la zona, podrán
practicar y acariciar su sueño de alguna vez jugar en
primera división.

A Dallas se sumará en poco tiempo Chicago y ya son
cuatro los equipos con estadio propio y varios
anuncios que ojalá sean muy pronto realidad, como el
de MetroStars, tan necesario como ganar su primera
Copa MLS, para el equipo que representa una de las
plazas de mayor significación internacional.

El otro gran tema del momento pasa por la definición
de la temporada. Es justo reconocer que nos
equivocamos al predecir que en la Conferencia del
Este, dos equipos estarían muy por encima del resto.
Si bien New England tuvo un arranque excepcional, que
aún lo mantiene al frente, en igualdad de puntos con
Chicago, pero con dos partidos menos jugados, el
equipo tuvo un bajón grande en su rendimiento
futbolístico y por diferentes circunstancias, no pudo
mantener la regularidad que le hubiese dado el título
de la Conferencia en forma muy anticipada. De todas
maneras sigue siendo candidato y un rival muy difícil
para cualquiera, a la hora de la definición. El otro
favorito, D.C. United mostró aún más irregularidad que
el primero. El técnico Peter Novak, tuvo que recurrir
a demasiadas variantes y no logró hasta el momento el
rendimiento que en lo previo se esperaba, aunque es
cierto decir también, que Washington, con el mejor
historial sobre su espalda que cualquier otro equipo
en sus diez años de vida, es también un candidato a
apostar en los encuentros finales.

Pero la paridad, que tanto se busca y tan bien se ha
logrado en las dos últimas temporadas, vuelve a
aparecer sobre el final, para crear un ambiente de
incertidumbre sobre la definición. Equipos que tienen
su clasificación muy complicada, como MetroStars por
ejemplo, si llegan, cuentan con argumentos propios
como para en un par de encuentros, transformarse en
campeones, en función de la jerarquía de los valores
que lo integran y que, también por situaciones que
ahora no vienen al caso, no pudieron lograr un
rendimiento parejo a lo largo de toda la temporada.

Y si bien en el Oeste Dallas y San José parecen
cortados al frente, su fútbol de las últimas fechas,
anticipa que en los playoffs, no serán tan favoritos
contra Galaxy, Colorado y ni siquiera con los dos
nuevos, Real que va por el milagro de la clasificación
y Chivas USA que venderá muy cara su derrota, de la
mano de sus nuevas contrataciones, por lo menos para
salvar el honor norteamericano, de un equipo mexicano
acostumbrado a estar siempre entre los primeros.

Otra temporada para el mejor recuerdo en lo
futbolístico y que esta dejando un margen claro a
favor en la parte institucional, para seguir creyendo
en el fútbol y sobre todo, en el fútbol de los Estados
Unidos.

Robert Sierra, comparte la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).