Moreno lidera en la victoria del D.C. United

WASHINGTON, D.C. — El boliviano Jaime Moreno continuó su racha goleadora en la MLS y con su diana número 101 de por vida, lideró al D.C. United a un triunfo de 1-0 sobre el New England Revolution, en partido efectuado en el estadio RFK de la capital enfrente de 22.686 aficionados.

Moreno fue honrado junto a su familia en el terreno de juego antes del partido por esa hazaña histórica, y a continuación los asistentes pudieron disfrutar en pantalla gigante de sus cien goles, el último de ellos logrado en el partido anterior frente a Columbus.

Revolution intentó sorprender en su primera llegada inmediatamente comenzado el partido pero el portero del United, Troy Perkins, atajó bien la conexión.

Consciente de la necesidad de dominar temprano en el marcador el United atacó desde el principio y al minuto 7, Brian Namoff se proyectó hasta el área y combinó a Eskandarian quien remató fuerte pero el balón se estrelló contra un defensor del Revolution.
New England recuperó el balón y avanzó pero sin profundidad para llegar hasta el área rival, cuya defensa encabezada por Facundo Erpen y Bobby Boswell neutralizó esa primera llegada del onceno visitante.

En el contraataque, el United produjo una buena triangulación para llegar al área rival y el encargado de rematar, el volante argentino Christian Gómez, lo hizo bien y duro de media distancia pero el balón pasó por encima, aunque muy cerca del palo superior de la valla de Matt Reis.

Al minuto 13 se produjo un cambio por lesión de Pat Noonan, quien tuvo que abandonar el partido y dar paso a Jeff Larentowick.
Un minuto después, Jaime Moreno siguió inspirado en su actitud goleadora y al igual que en sus mejores momentos como los que el club presentó al inicio del juego, recibió un pase magistral de Gómez y habiendo dejado atrás a los tres defensas batió al portero sin vacilar para el 1-0 y el 101 de su carrera.

En la vuelta 17, el Revolution reaccionó seriamente y llevó peligro al arco de Perkins quien se defendió rechazando muy bien en la primera accción y luego con un tiro desviado el New England botó el balón por la línea final, pero insinuando con esa acción de contragolpe que no estaban dispuestos a permitir más libertades a los capitalinos.

Sobre los 22 minutos, la presión que le había inyectado el gol al cotejo se bajó un poco con disputas del balón en el mediocampo por parte de ambos planteles.

Tres minutos después, Erpen en una de sus habitúales proyecciones al ataque, avanzó hasta el borde del área para meter un disparo de larga distancia con mucho peligro.

Jugada la primera media hora del encuentro, el Revolution presionaba para no dejar avanzar al D.C. United y trataba de recuperar el balón en la mitad. Llegaron al área por intermedio de Taylor Twellman y Tony Lochhead pero sin mayores peligros ante una defensa del United que se vio muy bien parada.

D.C. United continuaba manejando el mediocampo con los cinco hombres incluidos en la alineación 3-5-2 del técnico Peter Nowak, en cambio que los inconsistentes avances de New England no llevaban mucho peligro a la valla de Perkins.

A los 34 minutos, el defensa del Revolution, Michael Parkhurst, penetró por la derecha dominando una bola que al llegar al borde del área combinó con mucha precisión a Twellman y éste remató de primera con su pierna derecha pero un poco desviado del travesaño superior de Perkins, en lo que fue la acción que más comprometió a la valla capitalina en esta primera mitad.

Dos minutos después, Alecko Eskandarian, recuperó un balón y avanzó solo para centrar ante la llegada de sus compañeros pero el solvente mediocampista defensivo, Shalrie Joseph, del Revolution despejó muy bien para el tiro de esquina del United.
El United sacó hacia atrás y sirvió para un duro remate de Bobby Boswell pero a las manos de Reis.

A pocos minutos del final Moreno avanzaba por la izquierda con el balón y Jay Heaps lo derribó en una acción muy discutida que fue sancionada por el arbitro con una tarjeta amarilla para Heaps y un tiro libre sin consecuencias para la meta visitante.

Esa acción subió un poco la adrenalina del partido cuando se aproximaba el final de la primera mitad.

En el descuento el Revolution siguió intentando pero se fueron a los camerinos con el 1-0.

Al inicio de la etapa complementaria, Gross y Erpen recibieron tarjetas amarillas en forma consecutiva a los minutos 52 y 53, respectivamente.

Los primeros diez minutos transcurrieron sin cambios en el marcador y fue hasta la vuelta 61 cuando se vio la primera opción peligrosa para Perkins pero el remate del Revolution fue desviado.

En el 65 entra Domenic Mediate por Gómez en un intento de Peter Nowak de refrescar el sector ofensivo de su zona de volantes.
Al minuto 70, Moreno no estaba conforme con el 1-0 y remató muy duro por el sector izquierdo pero ligeramente desviado en lo que parecía el 2-0.

Cinco minutos después, entró el argentino Lucio Filomeno en las filas del D.C. United por Eskandarian para ver si el ariete sudamericano aumentaba la cuenta. Inmediatamente su entrada se hizo sentir con una llegada en al 76 con bastante peligro.

Mientras tanto el Revolution seguía buscando el empate y avanzaba con peligrosidad por vía de Twellman, Ralston, Lochhead, Dorman y el uruguayo José Cancela pero eran detenidos siempre por la sólida defensa del United que no dio mayores libertades a los atacantes del plantel visitante y cuando llegaron a conectar el portero Perkins se encargó de solventar.

Al minuto 80, Erpen avanzo por la derecha y combinó a Freddy Adu quien estaba en la puerta del Revolution y saltando en el aire conectó la bola en gran forma que de no salirle un poquito desviada hubiese sido un gol de muy buena factura para Adu.
Adu, Filomeno y un inagotable Moreno, seguían llevando peligro al área de New England, club que veía como sus atacantes eran contrarrestados en el sector medio.

En el 84, un centro de Dorman llevaba malas intenciones pero Twellman no alcanzó a rematar en la acción que llevo más peligro por parte del Revolution en las postrimerías del partido.

Ya en tiempo de descuento hubo una falta muy peligrosa del United y al cobrar un tiro libre al borde del área Lochhead disparó muy bien a puerta pero atajó Perkins para acabar con las intenciones del Revolution y segundos después concluir el partido con un el segundo triunfo del United en cuatro días y consolidarse en la punta del Este de la MLS.

Miguel Guilarte es editor de deportes de El Tiempo Latino de Washington, D.C. y colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).