Lucio Filomeno: el retrato de un delantero

WASHINGTON, D.C. (19 de abril, 2006) — Lucio Filomeno llegó como gran goleador pero no está teniendo suerte de cara al gol. Si bien aún está en el periodo de adaptación en la MLS, la sequía en la red ya acumula tres fechas. Sin embargo Lucio Filomeno, una de las máximas figuras del D.C. United, no pierde la confianza. "Confianza tengo, me sobra", decía el delantero argentino. "Las situaciones que se me han presentado hasta ahora tal vez no fueron las más claras. Pero sé que el gol va a llegar. Tarde o temprano los goles van a llegar".

Su mirada refleja un atisbo de ansiedad. Y es que para los goleadores el gol es tan esencial como el oxígeno que necesitan y si no llega los nervios y la motivación decrecen, se van entibiando. Pero Filomeno tiene la fe intacta. "La situación coyuntural no me desespera. Me intranquiliza, sin duda, pero no me desespera. Debo estar tranquilo y preparado. Sé además que no estoy jugando mal y sé también que no los estoy errando cara a cara con el arquero", aclaró el delantero.

Y razón no le falta. El goleador está jugando un poco más retrasado de lo que le gustaría y las opciones de gol claras aún no se le han presentado. "No tuve las chances más claras pero debo seguir buscándolas, y sé que cuando se me presente la primera la meto en el arco", justificó.

"En cuanto venga el primer gol, llegará el segundo y todos los demás. Y tarde o temprano van a corear mi nombre".

-- Lucio Filomeno

De hecho que la posición y responsabilidad asignadas a "Filo" por el técnico Peter Nowak en el campo de juego son más de lucha y sacrificio que la clásica posición del centrodelantero. "Hago el trabajo sucio del equipo. Las corro y las lucho todas y estoy jugando un poco retrasado porque hay que llevarla desde varios metros atras; así que trato de hacer el trabajo difícil", dijo Filomeno.

Y es que si comparamos su lugar en la cancha en el D.C. United con el que ocupaba en Jaguares de Chiapas en la liga mexicana o San Lorenzo en Argentina tal vez encontremos la explicación lógica a este momento que vive el delantero. "Cada equipo juega con diferentes esquemas", decía Filomeno. "En Jaguares era el único atacante y todas los pelotazos me los tiraban a mí. Jugábamos al contragolpe y me favorecía. Aquí aún estoy conociendo el fútbol de la MLS que es mucho más rápido, físico y hay que desprenderse más de la pelota y me retraso más porque a veces veo que perdemos situaciones o no tenemos la pelota y hay que ir a buscarla. Trato de tener juego, mostrarme y encontrarme con el balón. Pero creo que debería estar más en el área y esperar el servicio para meterla".

Por lo visto en estos tres encuentros, Lucio Filomeno parece ser el cambio "cantado" en el equipo y esto obviamente lo incomoda. "Me da un poco de inseguridad. No me siento el mejor ni el intocable. Aunque creo que nadie en el fútbol de hoy es intocable salvo algunos jugadores, muy pocos en realidad. Hay un respeto y una trayectoria que debo ganármela en este club. Hoy por hoy debo ser el primer cambio pero tengo fe que la situación va a cambiar. En cuanto venga el primer gol, llegará el segundo y todos los demás. Y tarde o temprano van a corear mi nombre como me ocurrió en todos los clubes donde jugué y en todos fui campeón. Donde estuve me fue bien así que esta no será la excepción. Vendrán muchos goles y títulos", concluyó con la seguridad y autoconfianza de un gran delantero.

Gustavo Cherquis es redactor deportivo de WZD.C. Telemundo 64 y colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).