Los Angeles Galaxy: Un hospital

Por si las ausencias de Hong Myung-bo y Jovan Kirovski --ambos por lesión-- no fueran suficientes al rompecabezas al cual Steve Sampson ha sido expuesto a descifrar, ahora se suman las lamentables bajas de Ned Grabavoy y Carlos Ruiz, quienes a escasos minutos antes del viaje a Dallas, mostraron no haberse recuperado de sus lesiones.

En el caso del último, Ruiz, fue tanta la dolencia de su muslo derecho, que forzó al timonel angelino en darle descanso y ordenarle no hiciera el viaje a Dallas, donde su equipo enfrentará este sábado, al Dallas Burn, en un juego crucial -en la recta final de la liga-- donde cinco equipos, luchan por apoderarse de cuatro puestos a la postemporada.

"Decidimos darle descanso a Carlos y a Grabavoy. Ambos no se han logrado recuperar de sus dolencias. Tanto Ruiz como Ned, estarían retornando a los entrenamientos el día martes para trabajar normalmente con el resto del grupo", comentó Sampson, minutos antes de abordar el bus hacia el aeropuerto internacional de Los Angeles, previo al viaje a Texas.

"Ruiz aun esta muy dolido de su pierna. Ned aun no está al cien por ciento. En los casos de Kirovski y de Bo, esperamos que vuelvan para la próxima semana, ya que ellos también vienen recuperándose de sendas lesiones. Esta temporada ha sido muy exigente, los jugadores están cansados. Prueba de ello el susto que nos dio hoy Marcelo Saragosa, que para fortuna de todos está bien de una aparente lesión sufrida en el entreno matutino", agregó Sampson, quien ordenó realizar el entreno del día viernes, a puerta cerrada, en la cancha principal del Home Depot Center.

A todo vapor

Tal y como ha sido la tónica en la era Sampson, el entreno del día viernes fue sumamente exigente, prueba de ello, los numerosos choques entre jugadores en un disputado ínter escuadras, que puso frente a frente, a los "titulares ante los suplentes", quienes sorprendieron a propios y extraños, dominando al elenco "titular", bajo el liderazgo y empuje del sub-entrenador Martín Vásquez, quien jugó como en sus mejores tiempos, maneatando al juvenil Joseph Ngwenya, limitándole a únicamente un par de disparos al arco, que defendía el segundo arquero Dan Popik.

"Los éntrenos serán más exigentes con el correr del tiempo. Todos los juegos que se avecinan son finales. Esperamos que el triunfo ante San Jose del pasado fin de semana nos dé la emotividad para poder levantarnos de una vez por todas y sacar los tres puntos en Dallas. Vamos por los tres puntos, no aceptaremos menos", sentencio Chris Albright, quien salió bañado en sudor, y luciendo completamente exhausto tras el último entreno, previo al compromiso ante los tejanos.

"Sabemos muy bien que viene lo más difícil. Cualquier cosa que no sea el título de la MLS, es un fracaso para el Galaxy. Vine para ganar. Tengo 36 años y no me daré por vencido. Es ahora o nunca", agregó Andreas Herzog, quien como de costumbre permaneció más tiempo en la cancha tras la orden de evacuación, practicando tiros libres y potentes zurdazos desde el manchan de penal.

El Galaxy viajó a Dallas la tarde del viernes, donde juegan el sábado, a las 8:30 p.m. horas del Este, ante el Burn, en el Cotton Bowl.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).