La revolución no se detiene

La pasada semana en el estadio de los Gigantes, en Nueva Jersey, se llevó a cabo un espectáculo internacional de gran jerarquía. Sumando aficionados a la actividad local, partido entre MetroStars y Colorado Rapids por el torneo de la MLS, el atractivo de ver en acción a las selecciones de Argentina y Perú, motivó que más de cuarenta mil espectadores, se dieran cita, en un día de semana para presenciar un estupendo partido, al cual se le agregaron algunos ingredientes extras, como un show artístico en el intervalo del primer tiempo.

No es común ver largas filas de automóviles cruzar el Túnel Lincoln con banderas de sus respectivos países, buscando presenciar lo más temprano que pudieran el espectáculo. En ese momento sentimos la sensación que el tiempo había pasado y ya el fútbol de este país tenía cien años. Qué lindo comprobar que recién está en el comienzo de su desarrollo y ya despierta el interés popular.

Después en el terreno de juego, al que se le agregó césped natural para que nadie tuviera excusas, las selecciones de Marcelo Bielsa y Pablo Autuori, ofrecieron un dignísimo encuentro, entusiasmando al público que concurrió en un número muy alto. Y estaban allí Javier Saviola, Roberto Ayala, Juan Sorín, Javier Zanetti, verdaderas estrellas del fútbol argentino e internacional, a los que se sumaron algunas caras nuevas, como el caso del juvenil Mauro Rosales, un jugador con condiciones extraordinarias para el futuro, por el lado de la selección albiceleste. Y ni que hablar de los Nolberto Solano, Andrés Mendoza, Jefferson Farfán y compañía, todos nombres que seguramente serán los grandes animadores de la próxima edición de la Copa América que se llevará a cabo este mes y que tiene como anfitrión al Perú.

Más allá del resultado que no favoreció al equipo local, también el primer partido tuvo pasajes de muy buen fútbol y el atractivo del espectáculo internacional, sirvió para que muchos aficionados, que no concurren asiduamente a apoyar al equipo de la zona, se entusiasmaran con el desarrollo del encuentro y posiblemente vuelvan el próximo fin de semana, tras haber presenciado que hay valores de real jerarquía en los equipos de la MLS, que son auténticos pilares de las selecciones nacionales de sus respectivos países.

Pero no fue la única adhesión que el más popular de los deportes recibió en los últimos días. En ocasión del juego final de la Copa Libertadores de América en Colombia, entre Boca Juniors y Once Caldas, se vieron por doquier manifestaciones de adhesión a uno y otro.

A pesar de la distancia, el interés fue grande por presenciar el encuentro por televisión y luego, los parciales del ganador, fundamentalmente en la zona de Queens, Nueva York, festejar hasta altas horas de la noche. La colectividad colombiana estuvo de fiesta y fue justo y merecido con el esfuerzo realizado para conseguirlo. El equipo chico que tocó la gloria consiguió el premio y el reconocimiento general también en este país.

En oportunidad de la definición de la Eurocopa, griegos y portugueses parecieron revivir en los Estados Unidos un entusiasmo pocas veces visto en la zona. El día de la final, la popular Ferry Street, corazón de la comunidad lusitana de Newark en Nueva Jersey, parecía desierta. Nadie se quería perder ese juego y no quiero pensar lo que hubiera sido el área si el equipo de Luis Felipe Scolari se hubiera consagrado como el mejor. Hubo incluso festejos por el vice campeonato.

La tradicional Copa América que arranca esta semana, también ha despertado gran interés de los aficionados que preguntan a nuestros programas deportivos los datos del desarrollo del torneo más importante a nivel continental.

Y el panorama local, está arrastrando un promedio de más de quince mil espectadores por encuentro, cifra increíble considerando el poco tiempo que el fútbol profesional está en marcha. Todo suma y está involucrado en un contexto general que nos lleva por el camino del entusiasmo popular, que desde luego se traduce y repercute en un desarrollo cada día más fuerte. La revolución del fútbol es ya en los Estados Unidos una auténtica realidad. Y por delante, tenemos un futuro maravilloso, con un incremento técnico y táctico día a día realmente asombroso.

Robert Sierra, quien comparte la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales de MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer ni de sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).