La maldición del liderato

Los Ángeles - El triunfo de los Medias Rojas de Boston en la Serie Mundial de Béisbol de este año puso fin a una maldición de más de 80 años en la historia de la franquicia del norte del país. Pero así como hay hechizos que se rompen, también hay destinos que son difíciles de evadir y también hitos que marcan a equipos y jugadores.

En la actualidad del tema, dos líderes y dos favoritos sobre la marcha, que hoy se han convertido en dos necesitados del triunfo para seguir con vida.

Kansas City y Columbus Crew con el beneficio de cerrar la serie en casa, deberán resarcirse de sus primeras derrotas en la apertura de la postemporada, donde llegaron en calidad de líderes absolutos en el torneo regular.

Los Wizards sintieron los embates de un campeón San José que al parecer aún no ha claudicado en su intento por defender su título, y que le recetó un 2-0 que a primera vista se torna bastante duro de revertir en el Arrowhead.

De ser así, los Hechiceros que ostentan el título del año 2000, se quedarían en el camino cuando han rubricado una de sus mejores campañas, evadiendo incluso al gran favorito de su Conferencia, el Galaxy de Los Ángeles.

Los Terremotos, que inicialmente se ha hablado permanecerán en su mismo hogar por un año más, estarían demostrando que la presencia de Landon Donovan, Brian Ching y Dwayne DeRosario en la ofensiva es motivo suficiente para no descartarlos como aspirantes a la corona.

Clasificados a última hora a la fiesta grande, el San José empieza a ir de menos a más, lo que debe ratificar este sábado en la cancha de Kansas, donde es muy complicado salir con vida. Para los Hechiceros estarían demostrando que el liderato pesa más en la etapa de definiciones, que durante el torneo regular. El técnico, los jugadores y la afición tendrán la última palabra para asegurar que la MLS tendría un nuevo campeón el 14 de noviembre, claro destronando al Earthquakes.

En la misma línea de los lamentos, Columbus hoy (por 23 de octubre) no solo perdió su calidad de imbatible durante la mayor parte del torneo sino que además puso en la mesa de las decisiones sus verdaderas pretensiones. Su verdugo, un equipo silencioso, que siempre llega de último para colarse hasta la final, el Nueva Inglaterra. Los Revs tendrían ante el cuadro canario muchas opciones de reivindicarse con sus propias metas y de paso decirle a los incrédulos que siguen siendo un equipo a seguir.

El 1-0 del Revolution suena a poco, pero bien manejado podría ser la diferencia que marcaría una nueva historia en las predicciones, ya que podría quedarse afuera uno de los cuadros más regulares en la última temporada del certamen.

Pero la final aguarda en el Home Depot Center, algunos ya empiezan a apostar por posibles posibilidades de final, pero el domingo, con el panorama más claro, podría ratificarse si en el fútbol hay maldiciones, o si los equipos son los que se atreven a llamarlas.

Cristian Echeverría crisferecheverria@hotmail.com es reportero del diario La Opinión de Los Angeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha colaborado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones de España y México.

Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).