La ilusión mundialista invade la región

Se trata del vehículo que llevará a tres selecciones nacionales -con la posibilidad de una cuarta- de nuestra zona geográfica-futbolística, a la Copa Mundial que celebrará Alemania el próximo año.

La expectativa es enorme, porque ésta confederación que agrupa al fútbol del Caribe, de Centroamérica y del Norte de nuestro continente, incluyendo a Estados Unidos, acaso sea una de las mejor premiadas por la FIFA, en cuanto a cupos mundialistas, pues un 10% del total de su membresía se viste de gala para asistir a la Copa Mundial cada cuatro años.

El hexagonal final arranca con los duelos Trinidad y Tobago contra Estados Unidos, Panamá-Guatemala y Costa Rica-México, los primeros de una serie de encuentros a visitas recíprocas a disputarse en los próximos 10 meses, que dejará a los mejores tres clasificados con el pasaporte sellado con la visa alemana, mientras que el cuarto, disputará un boleto adicional contra el quinto país clasificado en la ronda final de la eliminatoria de Asia.

Es decir, de los seis aspirantes que llegan a ésta instancia definitiva, sólo dos quedan con las manos completamente vacías.

Panamá y Guatemala aperecen como equipos cenicienta que pretenden hacer historia mediante una clasificación a lo que sería su primera presentación en una Copa Mundial.

Los chapines llegan de la mano del técnico hondureño Ramón Enrique Maradiaga, quien ha inculcado en el seleccionado guatemalteco una nueva mentalidad, pero manteniendo la dependencia en el prolífico olfato goleador de Carlos 'Pescadito' Ruiz, jugador del Galaxy de Los Ángeles en la MLS.

Panamá, por su parte, ha dejado de ser una sorpresa, pues sus avances futbolísticos se han venido reiterando gracias al talento de sus futbolistas que por muchos años han brillado en el profesionalismo de Sudamérica, Europa y México, como son los casos de los hermanos Dely Valdéz, Rommel Fernández, René Mendieta y algunos otros.

El fútbol canalero ya dio un aviso de lo que puede ser capaz, al clasificar a su selección Sub-20, junto a Estados Unidos, Canadá y Honduras, al mundial de la especialidad que se celebra ésta año en Holanda.

Trinidad y Tobago es un curtido competidor que aspira a lograr su primera calificación a una cita mundialista. Cuenta el representativo caribeño con algunas individualidades de experiencia internacional, jugadores que militan en ligas europeas, pero se destaca el retorno a su selección del veterano goleador Dwight Yorke, quien fuera ariete del Manchester United y que vuelve con los 'Socca Warriors' tras tres años de ausencia.

Los trinitarios quieren sumar desde el inicio y pretenden aprovechar que la selección estadounidense no tuvo la preparación ideal de cara a su primer juego, debido a la disputa por cuestiones financieras entre la federación y los jugadores seleccionados.

Bruce Arena sólo ha podido entrenar con elementos que pertenecen a los clubes de la MLS durante dos semanas, para la visita a Puerto España y desde el pasado 14 de noviembre, cuando disputó el último juego eliminatorio de la fase anterior, contra Jamaica, la selección estadounidense no ha disputado encuentro alguno.

Sin embargo, se espera que conforme avance el hexagonal y con el aporte de los jugadores que militan en las ligas europeas, el seleccionado estadounidense confirmará su condición de favorito para asegurar uno de los tres pases directos a Alemania.

Otras dos selecciones catalogadas de favoritas para estar presentes en la próxima Copa Mundial, se miden entre sí al iniciarse la batalla pre-mundialista: Costa Rica y México.

Los Ticos, bajo la batuta del estratega colombiano Jorge Luis Pinto, presentan un plantel de jugadores con gran talento y de dilatada trayectoria internacional, incluyendo a seleccionados que juegan en Europa, como es el caso del goleador del Málaga español, Paulo César Wanchope, así como en las ligas de México y la propia MLS.

Costa Rica pretende hacerse respetar en casa, donde jugará en el césped artificial del estadio Ricardo Saprissa, para agenciarse los puntos que le permitan acudir a su tercera aventura mundialista, con vuelo directo, sin tener que hacer escala en el Oriente.

Finalmente está el siempre favorito México, que en medio de las controversias internas, de las luchas mediáticas de sus protagonistas, se da tiempo para estar siempre entre los aspirantes a los máximos honores en el balompié de la zona.

El temperamental Ricardo Antonio Lavolpe, técnico del Tri, tiene en Cuauhtémoc Blanco, Rafa Márquez, Gerardo Torrado y en la surgente figura de Francisco 'Kikín' Fonseca, el material humano suficiente como para llevar al seleccionado mexicano a su decimotercera participación mundialista.

Sin embargo, todo lo que se diga, se anticipe o se pronostique, incluyendo el favoritismo de los grandes, los 'medianos' y los llamados gigantes, debe quedar ratificado en el terreno de juego, cada 90 minutos.

Ahí es donde inicia y termina la ilusión mundialista.

Rigo Cervántez es un conocido periodista con más de 20 años de experiencia, trabajando con medios de renombre como Televisa y La Opinión. Hoy en día se desarrolla como comentarista en las transmisiones radiales de RadioVisa 830 AM en Los Ángeles de los partidos del Galaxy. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).