La final de los ausentes

El Galaxy de Los Ángeles y el New England Revolution ganaron con justicia su pase a la Copa MLS en el 2005. Esta será la segunda final entre ambos y la oportunidad de tomar venganza o bien de ratificar la hegemonía sobre el contrario. Solo ambos equipos podrán dictar esta historia.

Pero paralelamente a los Donovan, Twellman y compañía, quienes estarán encarnando el rostro de esta histórica cita, habrá quienes lo verán por televisión, pese a ser grandes protagonistas durante la etapa de calificación.

Una trágica enseñanza del fútbol dicta que no siempre los mejores jugadores están en los mejores momentos. La cita final de Frisco extrañará al canadiense Dwayne De Rosario, ganador en la categoría de mejor Gol del Año gracias a un magistral tiro libre ante el Galaxy, y quien este año rubricó una temporada llena de buen fútbol, y que guió a su club, San José Earthquakes a barrer en la etapa regular. De Rosario es bicampeón y fue el héroe de su club en 2001, cuando derrotaron 2-1 al Galaxy.

Pero en un equipo que dominó la etapa de calificación, existieron otros que también eran llamados a ser protagonistas en la final como el defensor Danny Califf o el mismo venezolano Alejandro Moreno. Todos ellos dirigidos por un Dominic Kinnear, que fue elegido el mejor entrenador del torneo.

Y la lista de los ausentes se incrementa en el Oeste. El FC Dallas no llegó a la primera final que se realizará en su nuevo estadio, el Pizza Hut Park, y en medio de su derrota, los aficionados se quedarán con las ganas de ver en esta instancia al guatemalteco Carlos Ruiz, goleador del equipo. El "Pescado", solamente jugó el 70 por ciento de los partidos de la temporada regular, pero ejecutó al menos dos de los mejores goles del torneo.

Y en el renglón de los centroamericanos habrá dos más que merecían una mejor suerte. El MetroStars estuvo a cinco minutos de eliminar al Nueva Inglaterra, y con ello también se diluyó la suerte de Amado Guevara, por mucho, el mejor mediocampista de la liga en los últimos dos años.

Pese a que los 'góticos' calificaron a última hora, siempre el cuadro de Nueva Jersey es un candidato al protagonismo. Guevara, el MVP del 2004, sigue siendo un referente de juego hábil y goles de media distancia.

Junto a él, su compatriota Iván Guerrero también verá la cita en Frisco por televisión. Una soberbia actuación del defensor/mediocampista catracho dejó del Chicago Fire en la banqueta a los actuales campeones del D.C. United, y hacía pensar en que el representativo de la Ciudad de los Vientos estaría nuevamente en la lucha directa por el título.

Pero siempre la dicha de unos puede convertirse en la desgracia de otros. La gran faena de Guerrero fue suficiente para que el boliviano Jaime Moreno y el argentino Christian Gómez, una de las sociedades más letales de la liga, se quedaran fuera de combate.

Y un poco más agazapado, pero siempre pesando en la defensa de Kansas City, José Burciaga Jr. ahora no podrá disputar la final igual que el año anterior. El defensor mexicano ha sido castigado por las lesiones, y sin embargo, se ha levantado una y otra vez. Y aunque la final dictará quién es el mejor equipo del torneo, habrá quienes reclamen sin título ser los mejores en su posición. A veces lo individual sirve para determinar historias, pero esta vez el colectivo se apuntó un diez.

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Ángeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha trabajado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones de España y México. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o de sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).