"Juventud y Talento" en Dallas

En el deporte siempre hay grandes debates alrededor de distintos temas, muchas veces cuestionando qué jugadores deberían de estar como titulares. Ya sea un veterano o un novato hambriento por minutos, siempre habrá controversia en cuanto a quién se merece el puesto. La directiva, entrenadores, jugadores, aficionados y la prensa tienen cada uno su opinión al respecto.
Los argumentos se empiezan a calentar cuando un novato es puesto a jugar en una situación difícil o cuando se le mantiene para que aprenda desde la banca. El entrenador del FC Dallas, Colin Clarke, es más seguidor de esta última teoría, ya que cuenta con muchos jóvenes en su plantel que el cree que necesitan ese aprendizaje desde la banca antes de poder estar en el cuadro base.

"Muchos de los jóvenes vienen de jugar en el colegio y están acostumbrados a jugar muchos juegos en un periodo corto," dice Clarke. "Cuando estos jóvenes llegan a la MLS, se dan cuenta que es una temporada muy larga y para la mayoría es difícil mantener la constancia durante todo el año.

"Si ves a muchos de los novatos que jugaron temporada pasada en la MLS, te das cuenta de la inconsistencia."
Es similar al proceso que enfrentan los quarterbacks en la NFL, es importante exponer a estos jugadores poco a poco a situaciones más difíciles antes de ponerlos en la cancha cada domingo por 90 minutos. Joe Montana, ex-quarterback de San Francisco jugó en todos los partidos en la campaña de 1979 cuando debutó. Al ver ese dato, cualquiera pensaría que el entonces entrenador, Bill Walsh, estaba apresurando el proceso de su joven jugador. Para Walsh y San Francisco todo salió de maravilla.

Sin embargo, lo que Walsh hizo fue desarrollar un plan en el que Montana fuera adquiriendo minutos de experiencia al suplir a Steve DeBerg al final de todos los 16 juegos de la temporada. Walsh lo fue "sazonando" paulatinamente, poniendo a Montana en situaciones que le darían experiencia y confianza. A tan solo 2 años de haber debutado, Montana llevaría a su equipo a ganar el primero de 4 cuatro Supertazones que ganaría durante su exitosa carrera. Montana siempre ha estado agradecido con Walsh por haber puesto en pie un plan desde el primer día de su carrera.
El jugador no necesita solamente aprender su posición en el siguiente nivel, sino también cómo ser un profesional fuera de las canchas. Hay una línea muy fina entre darle libertad al jugador de desarrollarse a su máximo potencial y el dejarlo a su suerte en el terreno de juego donde la falta de dirección desde arriba puede truncar carreras.

"Los resultados son importantes a nivel colegial, pero estos jugadores al llegar al profesionalismo se encuentran con un ambiente de mayor presión y en el que los resultados lo son todo," dice Clarke. "Ahora juegan con compañeros que mantienen a sus familias en base sus resultados en la MLS.
"Es muy importante ser cauteloso y no poner a jugar a un joven antes de tiempo ya que puede ser perjudicial para su carrera o el equipo."

El núcleo de jugadores jóvenes del FC Dallas que conforman Ramón Núñez, Clarence Goodson, David Wagenfuhr y Ty Maurin buscan seguir los pasos de su compañero Eddie Johnson. A Johnson se le fue dando más y más responsabilidad al igual que minutos y esto ha ayudado a que madure como jugador.
En el 2001, jugó en solo 10 partidos (263 minutos), en el 2002 en 11 partidos (326 minutos), en el 2003 en 22 (1,265 minutos), y la temporada pasada en 26 (2,269 minutos). En el 2004, Johnson tuvo su mejor temporada y mostró a su corta edad la clase de jugador que es. A la gente se le olvida rápidamente que Johnson lleva 4 temporadas en la MLS y como poco a poco se ha ido desarrollando en el gran jugador que es.

"La temporada pasada recibí muchas críticas por no jugar a los jóvenes," dice Clarke. "No empecé la temporada con la mente predispuesta a no darles minutos de juego. Por ejemplo, David Wagenfuhr antes de lesionarse estaba en camino a la titularidad durante la pretemporada. Cuando se recuperó totalmente 2 meses ya entrada la temporada la oportunidad ya no existía."

Hay un gran futuro para el FC Dallas la próxima temporada. Estarán estrenando nuevo estadio en Frisco, cuentan con un entrenador de gran experiencia, y tienen una base de jóvenes muy talentosos y hambrientos de triunfo. El equipo dijo durante todo este año que se está construyendo un plantel joven que todos querrán ver y que nadie querrá enfrentar. Cumpliendo sus palabras, el equipo extendió el contrato de Ronnie O'Brien (25 años), y cuentan con Eddie Johnson (20 años) y Cory Gibbs (24 años).

Con jugadores como Ramón Núñez, Clarence Goodson, David Wagenfuhr y Ty Maurin hambrientos por aportar en el 2005, el técnico Colin Clarke tendrá muchas piezas con que jugar. Como él dice..."es un buen problema".

"Lo positivo es que el próximo año contaremos con un equipo de reservas y podremos darles más juego a los novatos," apunta Clarke. "Es beneficioso para el equipo tener jugadores hambrientos por minutos."


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).