Jugadores excusaron los fuertes roces

Steve Jolley

Photo Credit: 
John Todd/MLS/WireImage.com

SAN JOSÉ.- Los jugadores de Dallas parecían que se habían sacado la lotería tras el empate en la casa de los Earthquakes. Para ellos sacar un buen resultado positivo era el objetivo principal de cara a lo que será la final de la Open Cup ante el Galaxy el miércoles.

A nivel de liga, ahora está en sus manos el destino de seguir manteniendo el segundo lugar a pesar de lo que haga el Galaxy contra Kansas City en la tarde del domingo.

El empate fue valorado bastante por lo que han hecho los Quakes en el 2005. Hacia mucho tiempo que un equipo considerado chico no llegaba a las alturas que los Quakes están haciendo en esta temporada. Luego de un inicio un poco incierto, por la salida de muchos elementos que eran parte del plantel inicial, pocos esperaban que San José fuera el que dominara la Conferencia Oeste.

El mediocampista del FC Dallas Arturo Álvarez se mostró complacido el poder haber jugado contra el equipo que quizás no creyó en él.

"Hoy soy parte del esquema de FC Dallas, en mi lugar de residencia y por lo bien de mi persona solo soy afortunado en jugar, cosa que no se me dio en San José", dijo Álvarez.

Sin embargo coincidió que el juego se puso bastante caliente por la urgencia de ambos equipos de llevarse el resultado. "Cuando sales a rifártela es natural que se presenten roces y entradas fuertes ya que no quieres perder", dijo Ramón Núñez.

En el campo de los Earthquakes pareciera que ahora todo será dedicado a sacar al equipo campeón. Nadie esperaba la gran campaña. Fueron pasando los días y conforme como se acoplaban todos los integrantes el cuadro de San José fue ganando terreno lentamente. Un cuadro que aun sin tener un futuro asegurado, sin estadio, y sin el respaldo económico que otros cuadros de la MLS tienen comenzó a surgir como un fantasma hasta convertirse en la realidad de hoy día.

Lo dijo el miércoles el técnico Dominic Kinnear: "Ser el número uno es una distinción que conlleva a enormes responsabilidades". Palabras sabias que sus pupilos han sabido asimilar porque luego de lo rudo del encuentro del día de hoy y el tener que remar contra la corriente hizo fuerte al cuadro del norte de California solo para refrendar contra todos los pronósticos el ser el numero uno del Oeste y de la liga.

"Hay veces que todos le quieren pegar al líder. Hasta los que vienen rascando puntos desde abajo", dijo Ronald Cerritos que probo las mieles amargas y tuvo que salir lesionado cuando apenas llevaba siete minutos en el terreno de juego.

Ahora San José podría dar una indicación de lo que una final adelantada podría ser cuando se enfrente en el siguiente encuentro al mandamás del Este, el New England Revolution, que se puso a un solo punto de distancia de San José en el acumulado del año.

Luis Ruelas colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).