Galaxy al gozo, y el Rebaño al foso

El Galaxy barrió en la serie a su nuevo compañero de patio Chivas USA, dejándole en su primera temporada en la MLS una herencia de cinco derrotas con algunos marcadores tan dolorosos como el 3-1 del primer juego entre ambos y el 5-2 del Torneo de Copa.

Más allá de una simple rivalidad quedó claro que al menos el primer asalto de la batalla por merecer la plaza, quedó en manos del más antiguo cliente angelino, en este caso el conjunto galáctico.

Esta aseveración nace a raíz de la expectativa que creó el cuadro rojiblanco sobre su popularidad en la zona, tal como lo ha conseguido a través de los años el Guadalajara.
Chivas USA no ha logrado llenar las plazas como se esperaba, aunque sí hay que apuntar que ha logrado mejores números que muchos equipos en su
primer año.

De momento quedan dos cosas claras: Galaxy ya tiene un núcleo de aficionados que ha conseguido a lo largo de diez tortuosos años, y Chivas USA aún debe plantearse la idea de atraer al público del sector en base a una mejor
campaña y un plantel más atractivo.

Los dos equipos son vecinos, pero marchan en diferentes caminos. En el Galaxy ha resaltado la sorpresiva presencia de Herculez Gómez, tan olvidado en el club hace dos años que debió probar suerte en la A-League, y tan
necesario en estos momentos para sentenciar partidos importantes como el mismo "Super Clásico" ante el chiverío, donde marcó un doblete en lo que
sería el tercer enfrentamiento entre las dos franquicias de Los Ángeles.

Como la decepción más grande queda la franca y desastrosa costumbre de seguir perdiendo afuera de casa. Esta situación ya más parece una maldición que una instancia, y mientras no corrija esta circunstancia, el Galaxy
no puede ser considerado como candidato a ganar el título.

La postemporada los cuartos de final se cierran en la casa del mejor clasificado, y la final de Conferencia se desarrolla en la casa el mejor calificado.

Y de momento, como tercero de su sector, al parecer los de Steve Sampson estarían obligados a buscar la suerte fuera de casa. Además, de llegar a la final el juego se desarrollaría en Dallas (sede anunciada desde
principios de año) y no en el Home Depot Center, donde el Galaxy corre mejor suerte en sus juegos.

Y mientras el cuadro dorado busca corregir sobre la marcha, su compañero de cancha busca entre sus desventuras salvar algo en lo administrativo y lo futbolístico.

A los rojiblancos les beneficia el antecedente de las Chivas, considerado el equipo más popular de México, pero tiene en su contra los resultados de su primera campaña que aún lo mantienen en el último lugar de su Conferencia,
ya fuera de la Copa Abierta, y con una campaña titánica por obtener el cuarto puesto de la clasificación a la postemporada.

El cuadro de Hans Westerhof debería mejorar ostensiblemente con la aparición a partir del 22 de agosto de Juan Pablo "El Loquito" García, Héctor
"Pirata" Castro y sobretodo, de Francisco Palencia que sería en teoría el jugador más
completo de esta liga.

El "Gatillero" vive uno de sus mejores momentos futbolísticos, y parece que no debería repetir los "papelones" de sus compatriotas Carlos
Hermosillo y Luis Hernández.

La llegada de Palencia a principios de temporada hubiera significado no solo un imán de taquilla para el club, sino que además, garantizaba solvencia en la ofensiva.

Tanto galácticos como rojiblancos se enfilan a la recta final del torneo con muchas necesidades y aunque ambos representan a la plaza del futbol en Estados Unidos, siguen distando de lo que necesita un campeón de la
MLS.

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Ángeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha trabajado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones de España y México. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o de sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).