Fire visita al doble campeón de 2006

CHICAGO, (7 de abril, 2006) — El primer encuentro de la temporada no arrojó el resultado esperado para el Chicago Fire, pues a pesar de jugar bien, cayeron por marcador de 3-2 ante el FC Dallas. Eso es historia y ahora el equipo piensa en lo que será su visita al actual campeón el Galaxy de Los Ángeles este sábado en el Home Depot Center.

Con la temporada apenas empezando, el Fire busca conseguir un mejor nivel futbolístico conforme ésta avance. El equipo buscará enderezar el camino y espera acumular los primeros puntos en lo que será una larga gira que le mantendrá lejos de Chicago hasta junio.

Para el encuentro del próximo sábado el Chicago Fire tendrá más de un problema a resolver. El jugar fuera de casa los primeros nueve partidos de temporada será una presión extra con la que los jugadores tendrán que lidiar. Pero los resultados urgen pues de no darse en estos primeros encuentros, se perderá terreno en la tabla de la Conferencia del Este desde muy temprano. La falta de localía no es algo que los jugadores puedan solucionar, por lo que con lo futbolístico deberán superar esa y otras situaciones adversas.

Lo mostrado en el primer partido de temporada regular dejó en evidencia las carencias de los dirigidos por Dave Sarachan La más obvia y posiblemente la más complicada es el titubeo en la linea defensiva. Aunque el equipo dominó las acciones en gran parte y tuvieron la ventaja en dos ocasiones, los goles por parte de Dallas cayeron por algunos descuidos de la zaga.

Concentración y organización en la defensa serán clave para detener cualquier llegada de Landon Donovan y compañía. Para cumplir con la labor será necesario que los defensas eviten ir al ataque dejando espacios a explotar por el rival en labores de contra ataque.

El Fire debe buscar mantener el dominio y transporte del balón en el mediocampo. Buscando un acoplamiento al 100% por parte de Diego Gutiérrez y del hondureño Iván Guerrero que será clave una vez más. Su aportación así como la del armador Thiago podrán marcar la diferencia. Este último muestra una ambición al mismo tiempo que crea expectativas. Ahora en la espalda del brasileño aparece el número diez, sinónimo de creatividad y explosividad de mediocampo hacia delante. Thiago ha aceptado el reto.

Los goles llegarán conforme se de una buena actuación en el mediocampo. El trabajo que Thiago desempeñe como enganche y Guerrero explote la banda izquierda puede significar una buena cantidad de balones al área donde Chris Rolfe ya empezó derribando metas con un buen nivel así como Chad Barret.

A este encuentro llegan dos equipos que en el primer partido recibieron sendas derrotas. El Fire desperdició una clara oportunidad de conseguir tres puntos y dejó que Dallas remontara el marcador y le propinara una derrota dolorosa. El rival en turno, el Galaxy de Los Ángeles, revivió la final de la última edición de la Copa MLS enfrentando a New England Revolution. El equipo del Revolution cobró venganza y por la mínima diferencia derrotó al flamante campeón en su propio campo con el gol solitario de Clint Dempsey.

Aunque la temporada aún es joven, lo ideal para el Chicago Fire será empezar a sumar puntos. El equipo a vencer el sábado es de primer nivel y para ser de los mejores hay que derrotar a los mejores. La historia entre estos dos equipos favorecer al Galaxy pero los hombres de rojo no deben intimidarse.

Raquel Ortiz colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).