Entre los playoffs y los premios

NUEVA YORK - Dos hispanos son candidatos a la mayor distinción que la MLS otorga en cada temporada. El premio al Jugador más Importante de la temporada regular, se lo disputan el portero de Colorado Rapids Joe Cannon, de muy destacada actuación a lo largo del torneo y los delanteros Amado Guevara de MetroStars y Jaime Moreno del D.C. United.

El boliviano ha sido una figura decisiva para la campaña en ascenso del representante de la Capital, que pese a la expectativa que generó antes de comenzar el certamen, arrancó muy flojo, pero fue encontrando su fútbol y fundamentalmente algunas de sus figuras levantaron en gran forma su rendimiento.

Jaime Moreno, quien ha estado ligado a la Liga por muchos años, demostró tener un espíritu de superación realmente admirable y tras su pasaje sin brillo por MetroStars, debido a la lesión que lo mantuvo al margen prácticamente una temporada entera, se recuperó, volvió a su club de origen y resultó una pieza clave para que Washington, siga con serias aspiraciones de estar en la final del torneo. Sin duda estos argumentos deberían haber pesado a la hora de la votación para el premio más importante, como también considerar que Moreno está casi al final de su carrera y difícilmente, puede tener una nueva oportunidad de ser considerado para tan importante distinción.

Amado Guevara es un jugador de un excepcional carisma. Su presencia ha contribuido para que muchos aficionados centroamericanos de la zona Este, se acerquen a presenciar los partidos. Su jerarquía y talento están fuera de toda discusión, pese a que no ha contado con el entorno necesario, para que su trabajo se pudiera reflejar en una gran campaña de su equipo. De todas maneras sus diez goles e igual número de asistencias, están confirmando que se trata de un jugador muy importante, que será difícil retener para la próxima temporada, en función del interés de varias instituciones del exterior por contar con los servicios del capitán de la selección de Honduras.

Por su parte el arquero de Colorado Rapids es el tercer nominado para la obtención del Premio. No se pueden discutir sus condiciones y su importancia para la clasificación de su equipo a los playoffs de la temporada, aunque nominar un portero como el mejor jugador del año, estaría hablando de una carencia de talentos, fundamentales para el desarrollo de este deporte, lo que no es precisamente el caso de la MLS.

La trascendencia de los premios es indiscutible y sería interesante para el futuro, esperar la definición del torneo para otorgar tales distinciones.

La labor de los nominados en los playoffs, podría ser una contribución decisiva, para ser absolutamente justos, a la hora de la votación. Por otra parte, más allá de la labor personal de cada uno, cobra una gran importancia la incidencia que esa actuación pueda tener en la clasificación final de sus equipos y le daría a quienes deciden, un argumento de enorme valor, dado que generalmente no es lo mismo jugar partidos de la temporada regular, que ser relevante a la hora de la verdad.

El otro gran tema del día es sin duda, la primera jornada de los playoffs. Los resultados registrados, en lo personal, no depararon grandes sorpresas. Si recuerdan que escribimos sobre el mérito de los campeones de ambas Conferencias, pero haciendo la salvedad, de la carencia de los protagonistas ideales, que pudieran marcar la diferencia a la hora de disputar las finales.

Dos equipos lograron ventajas claras, lo que les permite esperar con cierta tranquilidad la definición de la serie, más fácil en el caso de D.C. United, que esperará como local la visita de su vencido MetroStars, mientras que San José, que lograra vencer por el mismo marcador a los Wizards, debe jugar como visitante el segundo encuentro. Ambos están muy cerca de continuar su carrera hacia la gran fiesta del 14 de noviembre en el Home Depot Center, de California.

Kansas espera confiado, tras una muy buena temporada y de quedar por el camino, tiene la tranquilidad de dos títulos, Copa Abierta y Conferencia del Oeste, que dan un panorama distinto y respaldan el trabajo del entrenador Bob Gansler. El caso de MetroStars es diferente y de no poder remontar el marcador en Washington, habrá sumado, pese a tener uno de los mejores planteles de su historia, un nuevo fracaso, que alcanza la misma cantidad de años que tiene de vida la Liga.

New England confirmó su ascenso y su característica de equipo preparado para las instancias decisivas, como ya ha sucedido en años anteriores. Llegó con lo justo, cuando todo hacía suponer que se quedaría fuera de los playoffs, y arrancó ganando, aunque por la mínima diferencia y como local, lo que no le asegura más que sus tres puntos, para el futuro. Pero está en carrera y será muy difícil que pierda la oportunidad.

Por su parte el Galaxy de los Ángeles, que desea ser el anfitrión de la final y uno de los protagonistas de la misma, no ha logrado, ahora con la conducción de Steve Sampson, un buen rendimiento, pero si consideramos el marcador de apenas uno a cero y que la revancha será local, sus acciones aumentan bastante, al grado de, por lo menos quien escribe, opinar que está muy cerca de pasar a la segunda ronda.

Entre los playoffs y los premios, final de una temporada que quedará grabada por la paridad, incertidumbre y por momentos muy buen fútbol. Todo ello prolongado a esta etapa final, que ha despertado un gran interés de todos los aficionados.

Robert Sierra, compartiendo la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).