El mal de las lesiones

Las lesiones son una maldición que pueden escribir historias o bien reconstruir derrotas añejas. Cada preámbulo a una Copa del Mundo demuestra que no solamente los procesos dejan fuera a los jugadores en la nómina final, sino que también un golpe inevitable o una jugada cerrada podría alterar el historial de los mejores elementos del mundo.

Dentro del fútbol los golpes de la vida, son golpes en el alma en la mayoría de ocasiones. Ya han existido casos puntuales. Por ejemplo, solo unos días antes de iniciarse el Mundial de Francia 98, una vieja lesión en la pantorrilla dejó fuera a Romario del listado final del técnico Mario Lobo Zagallo y de esa manera le impidió que formara parte de la famosa dupla de Ro-Ro junto a Ronaldo.
Muchos, coinciden, en que la presencia del "Chapulín" le pudo cambiar el rostro a esa selección, que finalmente, claudicó ante Francia en el juego final 3-0.

En ese momento, los dos delanteros eran considerados como la sociedad goleadora más mortífera del mundo, y aunque llegó el también veterano Bebeto al relevo, no pudo igualar el rendimiento del diminuto goleador.

Y ahora, todos los técnicos del mundo cruzan los dedos para que los jugadores que han escogido para su base, tengan el arrojo necesario para llegar en plenitudes físicas a la competencia. Eso es lo que esperan, y habrá que esperar para saber si pueden hacerlo.

De momento, le han dicho adiós a la Copa del Mundo de Alemania 2006 el español Xavi, el argentino Luciano Figueroa, el alemán Deisler, muy probablemente el italiano Francesco Totti, mientras que otro grupo sigue en algodones para tratar de llegar sin problemas a territorio alemán.

Localmente, fue Landon Donovan quien se perdió el duelo de media semana en Alemania, por una molestia en una de sus rodillas luego de la cacería de piernas que sufrió en el juego que perdió el Galaxy ante el Saprissa dentro del Torneo de Campeones y Subcampeones de la Concacaf.
Sin embargo, el "Capitán América" no corre peligro de quedarse fuera del Mundial, aunque su ausencia sirve de llamado de atención sobre el nivel físico en el que llegarán los jugadores al torneo oficial, luego de un año lleno de eliminatorias y torneos paralelos.

De momento, la mayoría de jugadores viven una disyuntiva: para ser incluidos en la nómina de su respectiva selección, deben mantener su mejor nivel, sin embargo, cualquier jugada fuerte o una entrada artera podrían concluir en una lesión que los dejaría fuera de la cita mundialista en Alemania, donde no se permitirán ningún tipo de errores.

Los puntos más delicados para la mayoría de jugadores son los tobillos y las rodillas. Rafael Márquez hizo que se encendieran las luces de alarma en la selección mexicana, luego de reportar una rotura fibrilar en su pierna izquierda, en el juego de liga que sostuvo el Barcelona ante la Real Sociedad. Claro, esta que un mes fuera de competencia no lo descarta del Mundial, pero sí lo saca del ritmo de juego que traía.

Habrá quienes piensen dos veces en estos momentos, el intento por ganarse una plaza mundialista a base del sacrificio. Un jugador lesionado podría ser una carta menos para cualquier técnico, que buscará de esta manera llegar con todas las ventajas del mundo a la Copa del Mundo.
Algunos jugadores están en su mejor momento, sin embargo, solamente la dicha los podrá dejar alejar del peligro de una lesión.

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Ángeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha trabajado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones de España y México. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o de sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).