El Fire busca una nueva final de Open Cup

El día de mañana el Chicago Fire se jugará el pase a la final del la Copa Abierta Lamar Hunt en su edición 2005 cuando visite al equipo de FC Dallas en el recién inaugurado Pizza Hut Park.

El Fire se dispone a visitar al FC Dallas mañana miércoles con la intención de regresar a casa con el boleto que le garantice disputar la final de la Open Cup, torneo en el que el equipo de Chicago es uno de los más exitosos.

El partido de semifinal, que el equipo de los hombres de rojo jugará en Dallas, será el sexto en categoría semifinal para el Fire en sus ocho participaciones en la Copa Abierta. El Chicago Fire es en la historia de este torneo, uno de los más exitosos pues ha llegado en seis ocasiones a la semifinal, ha disputado la final cinco veces y en tres ha conquistado la copa.

El partido para el equipo de Chicago llega en buen momento pues han tenido algunos días de descanso, los mismos que el entrenador Dave Sarachan ha aprovechado para trabajar con el plantel con miras a presentar una escuadra que obtenga el resultado deseado en el partido al que como el dijo "llegarán a ganar". A pesar de haber sufrido altibajos en los últimos partidos de la temporada regular de la MLS, el Fire parece haber superado las malas rachas y pretende capitalizar el esfuerzo de disputarse dos torneos de manera simultanea.

Entre los hombres que han sobresalido en el equipo de Chicago está Chris Rolfe, que se ha convertido en una pieza clave en el ataque. Rolfe llega en su mejor momento así como otros elementos que han logrado poco a poco la titularidad en un plantel que cuenta con elementos de selección. Entre estos está el Capitán Chris Armas que junto al seleccionado de Estados Unidos logró conseguir su boleto al mundial de Alemania 2006. Y entre los nuestros aparecen Samuel Caballero e Iván Guerrero, que son figuras indiscutibles en la selección de Honduras.

Para este partido tan importante se espera una alineación ofensiva por lo que la delantera del equipo buscará encontrar el gol apoyándose en jugadores como Chris Rolfe, Chad Barret y Will Jonnson, entre otros. En el medio campo podemos esperar a Iván Guerrero, que después de superar una lesión en el empeine derecho, ha regresado y se mantiene en buen nivel. De igual manera puede aparecer en medio campo Chris Armas, que siempre busca abastecer de balones a los delanteros. La defensa ha sido quizá el talón de Aquiles para Chicago, por lo que quien aparezca en esa última saga deberá cumplir una labor de primera para ayudar a Zach Thornton, portero titular del Chicago Fire.

El entrenador Dave Sarachan dejó atrás ya el complejo de las numerosas lesiones que en algún momento frenó el paso de Chicago en ambos torneos y solo busca ganar sabiendo que hay elementos de banca que hasta ahora le han rendido como lo harían los elementos regulares.

El camino recorrido por el Chicago Fire para llegar a semifinales fue difícil, por lo que resulta meritorio y sólo el triunfo puede recompensar el trabajo de todos. Sus últimos dos rivales hicieron difícil la tarea de seguir pero el esfuerzo y carácter mostrado por el Fire, les valió seguir avanzando.

El último rival en turno en la Copa Abierta para Chicago fue el equipo Rochester Raging Rhinos, equipo al que derrotaron en una serie de penales tras terminar el tiempo regular y tiempo extra empatados a un gol. Antes de enfrentar a los Rhinos, Chicago dejó en el camino al equipo de New England, el Revolution. A New England le ganaron con marcador de 3-2 en partido que se definió en tiempo extra.

El duelo a vivirse mañana entre Chicago y Dallas nos presenta a dos equipos que han conquistado la Copa Abierta y desean consolidarse en este torneo. Si bien el Fire es un equipo que ha logrado el protagonismo en la Open Cup, el Dallas puede presumir de los mismos. El equipo del FC Dallas consiguió en 1997 coronarse campeón de este torneo al derrotar al equipo del D.C. United. Su plantel llega decidido a dejar la victoria en casa aunque futbolísticamente no llegan en su mejor momento. La última vez que el equipo ganó fue el 3 de agosto. Su pase a esta semifinal fue producto de un sufrido empate a un gol con el D.C. United. Ni en la temporada regular ni en la Copa Abierta han conseguido ganar, por lo que el partido resulta difícil para un plantel al que se le niega las victorias.

Un partido muy disputado es lo que se espera entre Dallas y Chicago mañana miércoles, mismo que arrojara a uno de los finalistas en la Open Cup Lamar Hunt. El equipo que gane enfrentará en la final al ganador del partido entre Los Ángeles y Minnesota Thunder.

Raquel Ortiz colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).