El estadio de Bridgeview toma forma

CHICAGO. - Las expectativas sobre lo que será la nueva casa del Chicago Fire aumentan día a día. Las obras del estadio de Bridgeview, un suburbio al sureste de la Ciudad de los Vientos, pronto llegarán a su final y una nueva sede específica para el fútbol estará al servicio de aficionados y futbolistas en los Estados Unidos.

Con el Chicago Fire cobrando más importancia entre los aficionados de Chicago, ahora todos esperan lo que será la primera temporada de los rojos estranando casa. Jay Cooper, Vice Presidente y Gerente General del Bridgeview Stadium, reveló varios detalles sobre este nuevo escenario.

"La construcción del estadio lleva cerca de un año y esperamos que habra sus puertas para los primeros eventos a mediados de junio, es decir en apenas unos meses".

La construcción del estadio significa una inversión de $70 millones de dolares para la compañía propietaria del Chicago Fire AEG y la ciudad de Bridgeview. El estadio estará ubicado en la intersección de la calle 71 y Harlem, abarcando unos 100 acres. De esta forma, el inmueble se convertirá en la sede del equipo albergando también las oficinas centrales y sirviendo como centro de entrenamiento para el equipo. La companía Turner Construction Company and Rossetti ha sido la encargada de llevar acabo y supervisar los trabajos de arquitectura y construcción del inmueble.

"Al diseñarlo se tomó en cuenta lo que será la experiencia del espectador. Los que asistan a un partido estarán cerca de la acción, sabemos que eso es algo que los aficionados siempre disfrutan. Tomando en cuenta lo importante que es este deporte para la población de Chicago, el estadio tendrá las caracteristicas de un inmueble importante como otros en esta ciudad. Su infraestructura mostrará parte de la historia de la ciudad y el fútbol en ella. Será un ambiente amigable y ameno para los aficionados", dijo Cooper.

El estadio albergará además de partidos de fútbol eventos musicales. "Para eventos deportivos el evento cuenta con la capacidad de albergar unos 20,000 aficionados mientras que para conciertos puede recibir a unos 28,000", añadió Cooper.

El escenario para los eventos musicales será cubierto cuando sea necesario. Además, el estadio tendrá una de las pantallas más grandes en la MLS y otras ventajas y sorpresas que se mantienen en secreto hasta el día que el Bridgeview Stadium habra sus puertas.

Siendo el fútbol uno de los deportes que más gente atrae, la gerencia del estadio se prepara para recibir a los aficionados de la major manera. "Esperamos sea un lugar en el que todos se sientan bienvenidos. Se ofrecerá todo de primer nivel e irá más alla del fútbol. Los eventos y servicios serán considerados y se mantendrán en el mejor nivel".

Un viejo aficionado al fútbol, Cooper habló sobre lo que el aficionado puede esperar de el Bridgeview Stadium.
"Cada asiento en el estadio ofrecerá al aficionado una buena vista. La gente tendrá la oportunidad de vivir los partidos muy de cerca y los aficionados del Chicago Fire verán que la casa del equipo les ofrecerá una mejor experiencia que la que pueden tener en el Soldier Field. Cada asiento les permitirá estar cerca de la acción sin tener que pagar mucho".

El equipo de Chicago abandonará el centro de la ciudad para mudarse a un suburbio, algo que puede resultar más conveniente para los aficionados. "La localidad en Bridgeview es sin duda ideal pues esta cerca de la comunidad Latina y fans en general. Además, queda cerca a las autopistas más importantes. Será más facil llegar ahí de lo que era llegar al Soldier Field".

Conociendo la relevancia que tiene para la ciudad otros edificios e inmuebles tales como el mismo Soldier Field y el United Center, casa de los Bulls de Chicago, el equipo de la NBA, Cooper se mostró optimista en el futuro del estadio para la ciudad. "El estadio pronto se convertirá en algo muy propio y característico de la ciudad. Será como el sueño de fútbol para los aficionados y además del fútbol albergará los mejores conciertos. Será el destino de los que gozan tanto de la música como del fútbol".

"El estadio fue diseñado con el aficionado en mente y se pensó en todo. La localidad, infraestructura, servicios que ofreceremos, estacionamiento y hasta la pantalla gigante, fueron diseñados con el fan en mente. Cuando la gente visite el estadio, descubrirá un lugar con lo último y lo mejor en el mundo del entretenimiento".

En la fase final de su construcción, la nueva casa del Chicago Fire será el cuarto estadio que se construye para un equipo de la MLS en Estados Unidos. El más reciente en estrenarse fue el Pizza Hut Park en Frisco, Texas, que sirve como sede del equipo FC Dallas, y que albergó la última Copa MLS.

La temporada pasada el Fire cumplió ocho años de existencia. Por varios años el equipo tuvo como sede el Soldier Field, inmueble que por años ha sido casa del equipo de fútbol americano de esta ciudad, y que sirvió para el partido inaugural de la Copa Mundial de 1994.

Raquel Ortiz colabora con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).